Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, advirtió este miércoles que los bombardeos y los ataques indiscriminados contra zonas pobladas de Ucrania generan una “inmensa preocupación” y podrían configurar “crímenes de guerra”.

(Lea: Rusia bombardeó edificio de la Cruz Roja en Mariúpol, según Ucrania)

Durante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que celebra en Ginebra su 49.ª sesión, la funcionaria aseguró también que la población ucraniana está viviendo “una auténtica pesadilla” por la agresión militar rusa.

(Le interesa: ONU denuncia detenciones y desapariciones forzadas por fuerzas rusas)

“Las vidas de millones de personas están en una turbulencia, obligadas a huir de sus hogares o a esconderse en sótanos mientras sus ciudades son destruidas”, dijo la alta comisionada ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que celebra en Ginebra su 49. ª sesión.

Bachelet indicó que al menos 1189 civiles han muerto y otros 1901 han resultado heridos como consecuencia de los bombardeos y del fuego de artillería. Estas cifras, alertó, deben ser en realidad muy superiores, pues en ciudades como Mariúpol no ha sido posible corroborar el saldo de los intensos combates.

En su discurso, la alta comisionada informó que ha recibido denuncias creíbles del uso de bombas de racimo tanto por el ejército ruso como por el ucraniano.

De igual manera, sostuvo que su equipo en el terreno ha verificado 77 ataques contra la infraestructura o el personal sanitario, en el que 55 establecimientos médicos sufrieron daños, diez fueron destruidos y otros dos, saqueados.

La expresidenta de Chile Michelle Bachelet

La expresidenta de Chile Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU.

Foto:

LUIS CORTES / REUTERS

Bachelet recordó que los ataques indiscriminados están prohibidos por el derecho internacional humanitarios y que pueden constituir crímenes de guerra.

“La destrucción masiva de infraestructura civil y el alto número de civiles afectados indican que los principios fundamentales de distinción, proporcionalidad y precaución no han sido suficientemente respetados”, aseguró.

Por otro lado, la alta comisionada se refirió a la situación de particular sufrimiento que enfrentan las personas mayores, con enfermedades crónicas, o con algún tipo de discapacidad, y denunció que al menos una institución en la que son tratados pacientes postrados en cama fue atacada, sin que hasta el momento se sepa la suerte de quienes allí se encontraban.

Bachelet también manifestó su preocupación por las denuncias de evacuaciones forzadas de civiles en Mariúpol hacia Rusia o hacia territorios bajo su control, en donde también se han presentado denuncias de detenciones generalizadas de personas proucranianas.

De otra parte, alertó sobre el asesinato en Ucrania de dos civiles que habían manifestado su posición a favor de Rusia y sobre 350 detenciones por parte de la policía ucraniana.

Ucrania

Refugiados de Zaporizhzhia, campo de ayudas humanitarias en Mariupol.

Foto:

EFE/EPA/ROMAN PILIPEY

El terror y la agonía del pueblo ucraniano es palpable y se siente en todo el mundo. La gente quiere que acabe la guerra y volver a la paz, la seguridad y la dignidad humana. 

De igual manera, la alta comisionada dijo estar preocupada por la suerte de los prisioneros de guerra en manos de los ejércitos enfrentados y aseguró que su equipo trabaja para corroborar denuncias del uso de la violencia sexual como arma de guerra.

En el mismo sentido, informó que al menos siete periodistas han sido asesinados, otros nueve han resultado heridos, y otros 22 comunicadores y activistas contra la invasión han sufrido detenciones arbitrarias.

Finalmente, la alta comisionada reiteró su llamado a cesar las hostilidades, a respetar el derecho internacional humanitario y los derechos humanos, a proteger a los civiles y a permitir la entrega de ayuda humanitaria.

Carmen Lucía Castaño
Para EL TIEMPO
Ginebra

Cinco semanas de conflicto

Tras cinco semanas del inicio de la invasión a Ucrania, el martes Rusia dio señales de comprometerse con una desescalada en Cherníguov y Kiev. Pero el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, echó este miércoles un balde de agua fría a las expectativas creadas.

“Por el momento, no podemos informar de nada muy prometedor o de un avance”, declaró Peskov.

De hecho, Cherníguov fue “bombardeada durante toda la noche”, declaró una autoridad regional.Y en Kiev, la capital, “los rusos bombardearon 30 veces las zonas habitadas”, agregó un gobernador ucraniano.

Tenemos información de que Putin cree que el ejército ruso lo engañó, lo que ha provocado una tensión


“La denominada ‘retirada’ de tropas es probablemente una rotación de unidades individuales destinada a engañar al mando militar”, dijo este miércoles el Estado Mayor ucraniano.

Lo cierto es que este miércoles volvieron a crecer las especulaciones sobre el ejército ruso y su desempeño en el terreno.

La Casa Blanca lanzó este miércoles una dura declaración al asegurar que Vladimir Putin está mal informado sobre el desarrollo de la guerra en Ucrania y sus relaciones con el estado mayor se han deteriorado.

“Tenemos información de que Putin cree que el ejército ruso lo engañó, lo que ha provocado una tensión”, afirmó la presidencia estadounidense. “Sus principales asesores tienen miedo de decirle la verdad”, dijo otro funcionario estadounidense.

Entre tanto, Rusia anunció este miércoles que el jueves habrá un alto el fuego en Mariúpol para evacuar civiles. Esta ciudad lleva siendo bombardeada desde finales de febrero, y autoridades denuncian que 200.000 personas llevan varias semanas sin agua ni electricidad.

“Para que esta operación humanitaria tenga éxito, proponemos realizarla con presencia de la Acnur y la Cruz Roja”, acotó Rusia.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
EL TIEMPO

Más noticias del mundo

– ¿Qué pasa en Israel? Una cumbre y tres ataques armados en una semana
– Guerra en Ucrania está desencadenando hambruna colateral, alerta PMA
– Corea del Sur prueba con éxito un cohete espacial de combustible sólido



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.