Con el recuerdo todavía vivo de su prematura eliminación en la pasada edición, Boca Juniors debuta en la Copa Libertadores de América-2022 el martes visitando al campeón colombiano, Deportivo Cali, que comanda un viejo conocido, el exRiver Teófilo Gutiérrez.

El ‘xeneize’ arrastra las sanciones del zaguero Marcos Rojo y el atacante Sebastián Villa, habituales titulares, suspendidos por cinco y seis fechas, respectivamente, por agredir a rivales del Atlético Mineiro tras caer ante los brasileños en una polémica serie de octavos de final el año pasado.

Le puede interesar: (Lo que se sabe de la investigación a Juventus por movimientos financieros)

Uno logró cruzar


La gresca en el estadio Mineirao, en Belo Horizonte, también le costó una sanción de cuatro partidos al zaguero Carlos Izquierdoz,
quien ya era baja por lesión.

El tema del partido pasa por la seguridad. Las autoridades han estado muy pendientes para controlar los problemas de orden público, pues es un partido entre dos equipos importantes.

Se conoció que dos de los líderes de la barra brava del elenco argentino emprendieron viaje hacia Colombia, pero corrieron suertes diferentes, cuando llegaron a Panamá.

‘La 12’ es la barra más conocida de Boca y dos de sus líderes querían estar en el partido en Cali.

Rafa di Zeo, uno de sus líderes, logró pasar el control de aduanas en Panamá, pero en ese país le impidieron a Mauro Martín seguir hacia Colombia.

Las autoridades de Colombia están atentas a lo que puede suceder, pues Martín y varios integrantes de la barra sí estarán en el estadio.

Le puede interesar: (Chelsea y su dura crisis: jugadores pagan de su bolsillo la gasolina)

Deportes



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.