El mega satélite para telefonía móvil que tiene enfadados a astrónomos – Ciencia – Vida


En septiembre de este año la compañía AST SpaceMobile puso en órbita el primer satélite de una nueva constelación con la que quieren establecer un sistema de torres de telefonía móvil en el espacio.

Rent Your Home

CodeCult Creative Business Agency

El prototipo, conocido como BlueWalker 3, lleva la antena más grande de todos los satélites comerciales de comunicaciones hasta la fecha. Lo particular es que también es uno de los objetos más brillantes del cielo, lo que ha levantado la preocupación de los astrónomos alrededor del mundo.

Le puede interesar: Historias del cosmos: el experimento que busca cazar las partículas fantasma

Según señala Space.com, un comité de la Unión Astronómica Internacional (IAU por sus siglas en inglés), el organismo internacional que rige la astronomía, ha denunciado el lanzamiento, advirtiendo de los peligros que plantean este satélite y sus sucesores.

“BlueWalker 3 supone un gran cambio en la cuestión de los satélites de constelación y debería darnos a todos motivos para detenernos”, declaró en el comunicado Piero Benvenuti, astrofísico de la Universidad de Padua (Italia) y representante de la IAU.

Imagen de larga exposición del cometa Neowise con la interferencia de los satélites Starlink, captada el 21 de julio desde España.

Foto:

Cortesía: Daniel López, elcielodecanarias.com

Defensores como la IAU están preocupados por la pérdida de “la capacidad de la humanidad para experimentar el cielo nocturno natural”. Los expertos están especialmente inquietos por cómo los satélites, cada vez más abundantes en la órbita baja de la Tierra, dejan rayas brillantes en el cielo que pueden afectar las observaciones de investigación.

Una afectación que ya se había hecho evidente con los miles de satélites Starlink que ha lanzado SpaceX. que pueden interferir en las observaciones con luz visible, como ya han registrado varios observatorios astronómicos. Lo particular en este caso es que BlueWalker 3 también emite fuertes ondas de radio, lo que podría afectar también a la radioastronomía.

También: Las seis colombianas premiadas por el programa ‘Para las Mujeres en la Ciencia’

Aunque estos proyectos pueden mejorar el acceso a la telefonía móvil y a Internet en el mundo, la IAU insta a que, tanto las empresas que lanzan estos satélites como la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), tengan en cuenta los daños colaterales para el cielo nocturno.

En respuesta a estas declaraciones de la IAU, un portavoz de AST SpaceMobile le envió a Space.com la siguiente respuesta: ” “Como parte de este trabajo, AST SpaceMobile se compromete a evitar las emisiones dentro o adyacentes a la Zona Nacional Silenciosa de Radio (NRQZ) en EE.UU. y otras ubicaciones radioastronómicas no reconocidas oficialmente, según se requiera o necesite. También planeamos colocar antenas de entrada lejos de la NRQZ y de otras zonas radio-silenciosas importantes para la astronomía”.

Además, la compañía señaló que ya está en conversaciones con representantes de la IAU sobre este asunto.

ALEJANDRA LÓPEZ PLAZAS
REDACCIÓN CIENCIA



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *