Estudiantes de la UIS buscan apoyo para lanzar cohetes desde Brasil – Ciencia – Vida


Desde hace dos años, un grupo de estudiantes de ingeniería mecánica y electrónica de la Universidad Industrial de Santander (UIS), y que hacen parte del Semillero de Cohetería UIS Aeroespacial (Scua), vienen participando en el Desafío Espacial Latinoamericano (Lasc).

US Remote Software Jobs

En un principio lo hicieron en las versiones virtuales que se realizaron durante la pandemia, y ahora le apuestan a concursar en la edición presencial que se realizará en agosto en cercanías a São Paulo, en Brasil.

(Le puede interesar: China envió con éxito el módulo laboratorio de su estación espacial).

El reto, en el que participarán más de 60 equipos de 10 países, consiste en el diseño y lanzamiento de un cohete que deberá volar a tres kilómetros de altura para lanzar un satélite que sea capaz de construir perfiles atmosféricos para caracterizar los niveles de contaminación de una zona. Scua es el único equipo colombiano que clasificó, gracias al diseño de dos prototipos: un cohete, bautizado como Orión UIS y el satélite CanSat.

Según Sebastián Villalba, uno de los miembros de Scua que lideraron la división de propulsión y recuperación del proyecto, el Desafío Espacial Latinoamericano es el concurso de cohetería más importante de la región y una oportunidad única para llevar a la realidad los conocimientos que han adquirido como uno de los semilleros que han liderado este campo en Colombia a nivel universitario.

(También: Nasa y SpaceX esperan enviar nueva misión tripulada a EEI el 29 septiembre)

Sin embargo, para conseguir viajar a Brasil y participar en el Lasc el próximo 5 de agosto en representación del país buscan apoyo para reunir los cerca de 80 millones de pesos que necesitan para cubrir los gastos del traslado de la delegación de 18 estudiantes. Esto porque, no obstante el respaldo que les ha dado su universidad para el desarrollo de los prototipos, existen limitaciones que no han posibilitado destinar recursos para garantizar su asistencia al concurso.

satélite CanSat

Render del satélite CanSat.

En busca de convertir en realidad este sueño y de mostrar que en Colombia también es posible realizar este tipo de desarrollos tecnológicos, los miembros de Scua han abierto canales para recibir donaciones, como la cuenta de Nequi y Daviplata (320 4422065), y les ofrecen también la alternativa a empresas interesadas en apoyarlos en convertirse en patrocinadores que verán volar los logos de sus marcas al espacio, plasmadas en el cohete Orión.

Innovación

Los estudiantes de diseño industrial han dado un aporte muy grande

Según el profesor Julián Rodríguez, quien dirige el semillero, en el proceso de desarrollo de estos instrumentos el grupo se enfocó en emplear métodos y materiales que no se suelen ver en trabajos de este tipo.

(Además: Cosmonautas rusos volarán a la EEI en tres naves estadounidenses)

“Por ejemplo, la estructura se ha construido con impresoras 3D, en materiales como el PLA (un polímero biodegradable) y fibra de carbono. Ahí, los estudiantes de diseño industrial han dado un aporte muy grande. Por otro lado, en el CanSat tenemos un diseño novedoso en forma de nave que despliega sus alas. El cohete, cuando alcanza su máxima altura, libera el paracaídas y baja, cuando llega a una altura determinada libera al CanSat, que cae en un vuelo en espiral controlado, mientras hace las mediciones de las variables físicas y atmosféricas”, detalla el docente, quien añade que de ambos prototipos ya adelantan un proceso para obtener patentes, algo muy destacable tratándose de un proyecto adelantado por estudiantes de pregrado, antes de graduarse.

El CanSat está diseñado para recoger información sobre variables como temperatura, humedad, material particulado, entre otras, para desarrollar perfiles atmosféricos, esenciales para el estudio del clima. Por otra parte, el cohete Orión cuenta con tecnología para controlar los diferentes eventos que se producen durante la misión, además de la visualización a través de una interfaz gráfica desarrollada por el equipo.

Para el profesor Rodríguez, conseguir materializar la participación de sus estudiantes en este evento internacional es también una oportunidad para el intercambio de conocimiento con la región. “No nos podemos quedar por fuera del desarrollo aeroespacial latinoamericano”, concluye.

ALEJANDRA LÓPEZ PLAZAS
REDACTORA DE CIENCIA
EL TIEMPO
@TiempodeCiencia

Encuentre también en Ciencia:

Hallan el fósil de un pez de cuatro patas que volvió al agua

Por qué hay tantas celdas de prisiones pintadas de un rosa especial



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.