Los meteoritos que han caído en Colombia, son más de dos – Ciencia – Vida


Hace aproximadamente 66 millones de años un asteroide impactó contra la Tierra. El Chicxulub cayó en la península de Yucatán, en México, y más del 70 % de animales, incluyendo los dinosaurios no avíanos, los pterosaurios y los ammonites, se extinguieron, según reportes de la Universidad de Upsala en Suecia.

US Remote Software Jobs

Aunque muchos siempre creyeron que fue un meteorito lo que impactó con la Tierra e hizo desaparecer a los dinosaurios, lo cierto es que se trató de un asteroide, que no son lo mismo. ¿En qué se diferencian?

(No deje de leer: Madrugadas de -50°C: así es la vida en el pueblo habitado más frío del mundo).

¿Diferencia entre asteroide o meteorito?

La NASA explica que un asteroide es un objeto rocoso de un tamaño menor al de un planeta, el cual orbita alrededor del Sol, mientras que un meteorito es un fragmento del choque de un asteroide, que llega en forma de roca a la Tierra. Dicho esto, el meteorito es mucho más pequeño que el asteroide, por lo que se diferencian el uno del otro.

Los asteroides más grandes pueden llegar a medir  unos 900 kilómetros de diámetro

Teniendo clara la diferencia, ¿cuántos meteoritos han caído en la Tierra? Según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Manchester y del Imperial College publicado en ‘Geology’, el número de meteoritos que han impactado en la Tierra ronda los 17.000 al año.

¿Por qué no han destruido la Tierra? La Nasa explica que no han sido del tamaño suficiente para que puedan causar una extinción de la humanidad. No obstante, diariamente se estudian todos los meteoritos y asteroides que se desplazan por el espacio, para tener un control de tiempo y evitar posibles tragedias por el choque de otro de estos elementos.

(Lea también: ¿Por qué las heces, incluso humanas, resultan tan ‘deliciosas’ para los perros?).

Meteoritos en Colombia, ¿cuántos han caído?

Los registros oficiales de la Sociedad Internacional para Meteoritos y de Ciencia Planetaria informaron que en el país han impactado al menos tres meteoritos: el primero fue en 1810 en Santa Rosa de Viterbo (Boyacá), el siguiente se presentó en Cali (Valle del Cauca) en el 2007 y el último del que se tuvo conocimiento fue en Barranquilla en el año 2021.

Santa Rosa de Viterbo (Boyacá)

Un sábado santo de 1810, Cecilia Corredor encontró un meteorito en las cercanías de la ciudad en la colina de Tocavita, según reportes de la Sociedad Internacional para Meteoritos.

El elemento fue trasladado al centro urbano de Santa Rosa de Viterbo. Sin embargo, durante la presidencia de Rafael Reyes Prieto, el meteorito fue llevado a la capital y se dividió en dos piezas, la primera se colocó en el Museo Nacional de Colombia y la segunda se dejó en museos extranjeros, según la página principal del Aerolito de Santa Rosa de Viterbo.

(Puede ser de su interés: El extraño síndrome que experimentan turistas cuando visitan París).

No obstante, la segunda pieza se dividió en más fragmentos que, actualmente, están resguardados en la Pontificia Universidad Javeriana, la Universidad Nacional de Colombia, Universidad Sergio Arboleda y la Universidad de La Salle, según muestra el artículo ‘200 años de la caída de los Meteoritos de Santa Rosa de Viterbo’.

Cali (Valle del Cauca)

El 6 de julio de 2007, los habitantes del centro del Valle aseguraron haber visto una bola de fuego en el cielo. Aunque al principio no supieron de qué se trataba, medios de comunicación reportaron que un meteorito causó impacto entre cerca de 500.000 vallecaucanos, según un artículo de ‘El País’.

Los habitantes del Valle del Cauca quedaron anonadados luego de escuchar un fuerte estruendo y ver una luz en el cielo. 

Pasadas las cuatro de la tarde, en el cielo del Valle del Cauca se vio un fuerte estallido que perturbó los oídos de varios habitantes que, anonadados, se preguntaban de qué se trataba ese destello de luces.

Integrantes de la Asociación de Aficionados a la Astronomía de Cali, Antares, aseguraron que las pruebas recopiladas apuntaron a que se trató de un meteorito que se había precipitado en la Tierra.

(Le recomendamos leer:  Así eran los crueles zoológicos humanos que funcionaron hasta 1958).

Por el impacto, el meteorito terminó en varias partes: la primera fue encontrada el 9 de julio en el barrio Laureano Gómez, al oriente de Cali. La segunda fue hallada el 10 de julio en una vivienda ubicada en el barrio Antonio Nariño y el tercero fue el 13 de julio cerca de los lugares en los que fueron encontrados los otros dos bólidos, comentó el cazador de meteoritos, Mike Farmer, en una de sus crónicas.

Desierto de la Tatacoa, (Huila)

De este hecho no se tiene mucha información, pero fue en 2006 cuando un meteorito impactó en el Desierto de la Tatacoa, Huila. Un fuerte estruendo sacudió a los habitantes que, al principio, aseguraron que se trataba de enfrentamientos entre bandas criminales.

Los habitantes creyeron que se trataba de un temblor  porque el suelo vibró duro, pero se trató del impacto de un meteorito en una zona campestre.

Sin embargo, oficiales locales afirmaron que el orden público se encontraba en completa calma y no se habían reportado ningún tipo de enfrentamientos. Luego, varios residentes comenzaron a llamar a diferentes medios de comunicación y afirmaron que el fuerte ruido venía del cielo, aseguró ‘Caracol Radio’ en ese año.

El meteorito se desintegró en el aire y fueron pocos los fragmentos que cayeron en la Tierra. El meteoro fue estudiado en la Universidad Nacional de Colombia y se dio como resultado que se trató de un meteorito metálico, más pequeño que la palma de una mano, confirmaron expertos de dicha entidad educativa.

Más noticias

‘Puente del diablo’: la increíble y misteriosa estructura que nadie ha cruzado

La trágica historia del hombre que sobrevivió a dos bombas atómicas

¿Aliens o hadas? Los extraños círculos que aparecen en desierto desde hace un siglo

Alerta en el espacio: el día en el que un astronauta quedó flotando sin protección

La historia de la ‘olla embrujada’ señalada de desencadenar tres muertes

Karol Tatiana Rodríguez Soracá
Tendencias EL TIEMPO





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *