¿Qué nos pasaría si se desata una guerra nuclear? Estudio responde – Ciencia – Vida


Aun cuando al mundo lo han azotado dos guerras mundiales, una guerra fría y una guerra de cien años, las armas nucleares no han sido disparadas contra población civil desde 1945.

Desde que Estados Unidos fue condenado mundialmente por las bombas atómicas lanzadas a Hiroshima y Nagasaki, el mundo se ha mantenido en relativa paz con respecto a las guerras nucleares, a pesar de las grandes amenazas entre los bloques occidental y oriental.

No importa quién bombardea a quién. Puede ser India y Pakistán o la Otán y Rusia.

Pero, ¿qué pasaría si un día de estos se desata una? El estudio ‘Un nuevo estado oceánico después de la guerra nuclear’, hecho por la Universidad Estatal de Luisiana (LSU, por sus siglas en inglés), quiso responder de una vez por todas la pregunta. Le contamos qué descubrieron.

(Lea además: Así es el monstruo marino extinto recién descubierto en Villa de Leyva).

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

Para realizar el análisis, la profesora asistente del Departamento de Oceanografía y Ciencias Costeras de la LSU, Cheryl Harrison, y los coautores realizaron múltiples simulaciones por computadora para estudiar los impactos de la guerra nuclear en diferentes regiones.

Cabe resaltar que, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, nueve naciones controlan actualmente más de 13.000 armas nucleares en el mundo, un número muy alto si se compara con los dos países que se destacaban en la Guerra Fría.

Guerra Fría

En la Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética se enfrentaron durante varias décadas con la amenaza de usar armas nucleares.

Esta investigación la realizaron simulando una hipotética guerra entre Estados Unidos y Rusia, en la que se estas potencias usaran 4.400 armas nucleares de 100 kilotones, y un conflicto entre India y Pakistán en el que se utilizaran 500 armas de 100 kilotones.

(Lea además: Sorprendente: científicos logran que un animal pueda vivir sin respirar).

Tormentas de película

En todos los casos simulados se prevén varias tormentas de fuegos nucleares que liberarían hollín y humo, sustancias que bloquearían la luz solar y causarían la pérdida inminente de todas las cosechas en el mundo. Como si esto no fuera suficiente, las temperaturas bajarían a menos 10 grados centígrados.

Guerra nuclear

Los investigadores simularon qué tan destruido quedaría el mundo si dos potencias se enfrentan. 

No importa quién bombardea a quién. Puede ser India y Pakistán o la Otán y Rusia. Una vez que el humo se libera a la atmósfera superior, se propaga globalmente y afecta a todos”, aseguró Cheryl Harrison en la Conferencia de la Iniciativa de Amenazas Nucleares, en la cual se presentaron los resultados del estudio.

(Lea además: Abejas Buitre: un estudio comprobó que esta especie come carne). 

Adiós al mar como lo conocemos

Mar nuclear

Las algas marinas son el sustento principal de muchos peces.

La temperatura de los océanos también descendería drásticamente. Generaría un aumento del hielo marino que bloquearía los puertos marítimos y la navegación de barcos con suministros a otras zonas del mundo.

“Pero aún podemos pescar y alimentarnos de esta manera”, dirían algunos, sin embargo, esto tampoco sería así. Sin luz de sol y con el incremento del hielo, las algas marinas morirían, lo que sería el inicio de una hambruna en las especies que viven en el océano. No más en el primer mes ya no habría cosechas, pesca ni luz solar.

(Lea además: Encuentran antiguo cementerio de la época de Alejandro Magno en Turquía).

“La guerra actual en Ucrania con Rusia, y cómo ha afectado los precios de la gasolina, realmente nos muestra cuán frágiles son nuestra economía global y nuestras cadenas de suministro ante lo que pueden parecer conflictos y perturbaciones regionales”, afirmó la autora del estudio.

Un llamado a la conciencia

En todos los escenarios en los cuales hay una guerra nuclear, los efectos causados perdurarían por décadas e, incluso, algunos podrían permanecer en la Tierra por cientos de años debido a las “largas escalas de tiempo” de recuperación en las profundidades de los cuerpos de agua.

Los investigadores hicieron este estudio para invitar a los dirigentes de los países y a los ciudadanos del mundo a hacer todo lo posible para evitar una guerra nuclear, ya que los resultados serían “globalmente catastróficos”.

Volcan

Los volcanes son inevitables, por eso los científicos advierten que se deben hacer ciudades más inteligentes.

(Lea además: El raro cementerio de vampiros donde inocentes eran enterrados con estacas).

Además, durante la conferencia hicieron hincapié en diseñar ciudades que sean aptas para enfrentar impactos climáticos que son inevitables, como los tsunamis y las erupciones volcánicas, puesto que estas últimas producen nubes de partículas en la atmósfera superior.

También puede leer:

El intercambio cultural entre humanos comenzó hace 400.000 años

¿Cuántos Tiranosaurios rex hubo? Esto calculan los científicos

La historia del gran explorador argentino que Hollywood inmortalizó

Yonaguni, la misteriosa ‘ciudad’ sumergida de Japón

Los descubrimientos más raros que han hecho en Google Maps

Tendencias EL TIEMPO 



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.