Rusia causó ‘titulares engañosos’ sobre EEI, según la Nasa – Ciencia – Vida



Rusia no planea retirarse de su asociación en la Estación Espacial Internacional (EEI) a pesar de los recientes comentarios de la agencia espacial de ese país, dijo el administrador de la Nasa, Bill Nelson, en una audiencia en el Senado.

Rent Your Home

CodeCult Creative Business Agency

El fin de semana, el director de Roscosmos, Dmitri Rogozin, sugirió que Rusia había decidido abandonar el laboratorio orbital -que ha albergado equipos de investigación continuamente durante mas de 21 años- debido a las sanciones de Occidente contra Rusia por su invasión a Ucrania. Dijo que Rusia avisaría a sus socios en la EEI con un año de anticipación sobre tal decisión, según informes de medios rusos.

(Le puede interesar: Nasa asegura que un asteroide no impactará la Tierra este viernes)

Nelson señaló el martes que los comentarios generaron “titulares engañosos” que indicaban que Rusia abandonaría la estación, que utiliza embarcaciones rusas de carga para proporcionar cambios de altitud.

Rusia y EE.UU. continúan trabajando profesionalmente en la administración de la estación y la Nasa no ha tenido señales de que Roscosmos planee poner fin a su función, indico Nelson.

La estación tiene actualmente 11 ocupantes, incluidos tres cosmonautas rusos.
Estaba previsto que el ingeniero de vuelo ruso Oleg Artemyev asumiera el mando de la estación el martes mientras el Crew-3 de la Nasa se prepara para regresar a bordo de un SpaceX Dragon esta semana.

(También: La alineación del telescopio espacial James Webb se completó)

El Gobierno ruso dio su autorización para participar en la EEI hasta 2024, con la intención de lanzar después su propia estación. En opinión de Rusia, en la estación, que fue puesta en órbita en 1998 e iba a tener una vida útil de 15 años, habría que inyectar “un enorme monto de dinero” para repararla y evitar que se desintegre “en pedazos” antes de 2030.

La Nasa ha reconocido que intentos de separar el segmento estadounidense del ruso “supondría importantes desafíos logísticos y de seguridad dada la multitud de conexiones externas e internas, la necesidad de controlar la inclinación y la altitud de la nave espacial y la interdependencia del software”.

Rogozin sostiene que es imposible controlar la EEI sin la participación de Rusia, ya que es el país responsable de la orientación de la estación y de evitar colisiones peligrosas, además del suministro del combustible y cargamento.

BLOOMBERG y EFE

Encuentre también en Ciencia

Adiós al observatorio astronómico aerotransportado SOFIA

Muere la científica Marthe Gautier, codescubridora del síndrome de Down



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *