Sistema Solar: ¿Por qué colapsaría si la órbita de Neptuno cambiara? – Ciencia – Vida


Un pequeño cambio en la órbita del octavo planeta del Sistema solar, Neptuno, podría amenazar toda la estabilidad del Sistema Solar.

De acuerdo con un reciente estudio de Garett Brown y Hanno Rein, de la Universidad de Toronto, Canadá hasta las pequeñas pertubaciones podrían tener consecuencias catastróficas para la Tierra y el resto de Planetas que componen este sistema. 

Lea más: ¿Qué nos pasaría si se desata una guerra nuclear? Estudio responde

Según su artículo, publicado en la plataforma arXiv, “la arquitectura y la evolución de los sistemas planetarios están condicionadas, en parte, por los sobrevuelos estelares. En este contexto, nos fijamos en los encuentros estelares que son demasiado débiles para desestabilizar inmediatamente un sistema planetario, pero que son lo suficientemente fuertes como para perturbar el estado dinámico del sistema”. 

En relación con lo anterior, Brown y Rein sostienen que una perturbación de la órbita de Neptuno en apenas un 0,1 por ciento podría iniciar el efecto dominó que acabaría con todo el Sistema Solar desde adentro. 

Lea más: Así se veían los primeros ancestros de los vertebrados vivos

A diferencia de otros estudios, en esta ocasión los investigadores tuvieron en cuenta los sobrevuelos estelares, con la posibilidad de que la cercanía de un objeto, de una masa similar a la Tierra, afectara la órbita de Neptuno.

En el grupo de control encontraron en 4 de las 960 simulaciones (0,42 por ciento) terminaron con una colisión Mercurio-Venus debido a la excentricidad de Mercurio. En el grupo experimental, encontraron que 26 de las 1.920 simulaciones (1,35%) terminaron en inestabilidad: 20 fueron colisiones entre Mercurio y Venus, una fue una colisión entre la Tierra y Marte, dos resultaron en el escape de Urano, dos terminaron con la fuga de Neptuno y uno con la fuga de Mercurio.

Le puede interesar: Webb adelanta un aperitivo de la mejor imagen del universo

Sistema solar

Todas las simulaciones abarcaron un lapso de 4.800 millones de años tras el paso de un cuerpo masivo.

Como sostiene uno de los investigadores, la perturbación de la órbita de Neptuno no destruiría nuestro sistema estelar “de inmediato”, sino que iniciaría un proceso de inestabilidad que tardaría millones o miles de millones de años.

Las estimaciones de ambos científicos sobre el impacto en las órbitas de los planetas por la cercanía de objetos de gran envergadura no solo aplican al Sistema Solar sino para cualquier sistema planetario. 

REDACCIÓN VIDA

Más noticias de Ciencia

 Traje espacial del futuro: ¿cuáles son los retos de la Nasa para diseñarlo?
– Meraxes Gigas: así era el dinosaurio carnívoro descubierto en Argentina
– Luna llena en julio 2022: conozca las fechas



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.