Varios puntos de lo que debe suceder en la zona limítrofe entre Colombia y Nicaragua fueron aclarados ayer por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la cual emitió un pronunciamiento en el que resolvió inquietudes de los dos países en torno a los derechos en parte del mar Caribe.

(Le puede interesar: CNE decidió no revocar la candidatura de John Milton Rodríguez).

El fallo del tribunal internacional respondió a inquietudes de los dos países luego de la decisión de noviembre de 2012, en la que la Corte restringió derechos económicos de Colombia en parte del mar que rodea el archipiélago de San Andrés.

Uno de los puntos principales, y que destacó la delegación de Colombia en La Haya, fue que la Armada Nacional podrá seguir haciendo patrullajes en la zona y realizando labores de interdicción sobre diferentes fenómenos delincuenciales como el narcotráfico y el contrabando.

Este tema era uno de los que más le interesaban a Colombia debido al tránsito de distintos actores ilegales por esta zona y que son ubicados gracias a las labores de las autoridades colombianas en esta parte del Caribe.

(Lea también: Estos son los puntos a favor de Colombia del fallo de La Haya).

En este sentido, el agente de Colombia en La Haya, Carlos Gustavo Arrieta, quien estuvo presente en la madrugada de ayer en la sede de este tribunal, confirmó: “Quedó claro que la Armada puede seguir patrullando y haciendo operativos en materia de la lucha contra el narcotráfico en la zona”.

Carlos Gustavo Arrieta

Carlos Gustavo Arrieta, agente de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Foto:

Robin Van Lonkhuijsen. EFE

Esto se traduce en que la Corte reconoció el principio de libertad de navegación y el derecho que tiene Colombia de hacer presencia en aguas alrededor del archipiélago de San Andrés y en el Caribe occidental en general.

Incidentes en la zona

En cuanto a este tema, lo que sí dejó claro la Corte es que se deben modificar algunos protocolos de comunicación por parte de la Armada Nacional con los pescadores y embarcaciones nicaragüenses que también están en la zona.

(Puede ver: Corte avala reclamos de Colombia, pero dice que violó derechos de Nicaragua).

En relación con esto, Manuel José Cepeda, coagente de Colombia en La Haya, afirmó que “respecto de algunas conductas o expresiones verbales” por parte de las autoridades colombianas, el tribunal internacional “considera que Colombia no puede decirle a una embarcación nicaragüense que debe respetar el medioambiente”.

“Eso es lo que no puede hacer. Pero de ninguna manera se excluye que Colombia –en lo que son sus aguas– pueda continuar protegiendo el medioambiente y adoptando medidas que impliquen el cumplimiento de la Convención de Cartagena”, afirmó el coagente de Colombia.

Otro de los temas principales que logró Colombia en la Corte Internacional de La Haya fue el reconocimiento a la comunidad raizal del archipiélago de San Andrés de que tradicionalmente han pescado en estas aguas y su derecho de tránsito por la zona.

(Infórmese: Las claves del fallo de la Corte de La Haya sobre Colombia y Nicaragua).

Acuerdo con Nicaragua

En cuanto a los derechos de pesca para estos habitantes de San Andrés en esta parte del Caribe, el tribunal exhortó a los gobiernos de Colombia y Nicaragua a que lleguen a un acuerdo sobre el futuro de estos pescadores, muchos de los cuales logran su sustento de lo que consiguen en esta parte del mar.

Esto significa que en las aguas en las cuales la Corte restringió derechos económicos a Colombia deberá haber un acuerdo entre los dos países para determinar cuál será el futuro de los raizales que históricamente han pescado en esta zona.

Sin embargo, el presidente Iván Duque explicó ayer que el diálogo con ese país no ha sido sencillo y afirmó que es una “dictadura” en la que “no hay respeto al Estado de derecho”. 

(Conozca más: Así reaccionaron Petro, Fajardo y Fico a fallo de Corte de La Haya).

Ivan Duque

Iván Duque se pronunció sobre el fallo de la CIJ.

Y en cuanto a la movilización de los raizales por esta zona, la Corte de La Haya dijo que ellos tienen el derecho de transitar entre los cayos que componen el archipiélago de San Andrés y que ninguna autoridad nicaragüense podrá restringir estos movimientos.

“Los raizales pueden navegar hasta sus bancos tradicionales de pesca ubicados en aguas colombianas y Nicaragua, según la Corte, no puede impedirles el acceso y mucho menos quitarles la pesca”, afirmó Cepeda.

Acerca de la llamada zona contigua integral, La Haya pidió que se le hicieran algunos ajustes al decreto que fija las extensiones en las cuales Colombia puede ejercer labores de pesca, pero se mantuvo el concepto de integralidad de los cayos que componen el archipiélago de San Andrés.

(Además: Fallo de la Haya: políticos reaccionan a pleito entre Colombia y Nicaragua).

Esto quiere decir que el Gobierno Nacional deberá en el futuro ajustar la extensión de esta zona tomando en cuenta normas internacionales que indican que hay una zona contigua de 12 millas, más allá de las 12 millas de mar territorial propio.

manuel jose cepeda

Intervención de Manuel José Cepeda en la Corte de La Haya.

Foto:

Prensa Cancillería.

En síntesis, como lo calificó Colombia, el fallo atendió varias de las peticiones de la delegación nacional y conminó a realizar algunos ajustes en la normatividad interna, con lo que, según Cepeda, “este caso quedó cerrado”.

(No deje de leer: Las propuestas regionales para los congresistas electos).

POLÍTICA



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.