El matemático estadounidense Dennis Parnell Sullivan ha sido galardonado con el Premio Abel 2022, que concede la Academia Noruega de Ciencias y Letras y se considera el Nobel de las Matemáticas.

La distinción a Sullivan, profesor de la Universidad de Stony Brook, se produce “por sus contribuciones innovadoras a la topología en su sentido más amplio, y en particular a sus aspectos algebráicos, geométricos y dinámicos”,

Lea también: ¿Existe un ‘antiuniverso’? Esto es lo que descubrieron científicos

La topología nació a finales del siglo XIX, como una nuevo enfoque cualitativo de la geometría. El campo investiga las propiedades de los objetos que no cambian cuando se deforman. Entonces, para un topólogo, un círculo y un cuadrado son lo mismo, pero la superficie de una esfera y la de un donut son diferentes. La topología ha sido invaluable a lo largo de las matemáticas y más allá, con importantes aplicaciones en campos que van desde la física a la economía hasta la ciencia de datos.

“Dennis P. Sullivan ha cambiado repetidamente el panorama de la topología mediante la introducción de nuevos conceptos, demostrando teoremas emblemáticos, respondiendo viejas conjeturas y formulando nuevos problemas que han impulsado el campo hacia adelante”, dice Hans MuntheKaas, presidente del Comité Abel. “Sullivan se ha mudado de un área a otra, aparentemente sin esfuerzo, usando ideas algebraicas, analíticas y geométricas como un verdadero virtuoso”, añade.

Lea también: Iniciativa ComFuturo seleccionará 15 jóvenes científicos de todo el mundo

Un miembro carismático y vivaz de la comunidad matemática –según el fallo del galardón–, Sullivan ha encontrado conexiones profundas entre una variedad deslumbrante de áreas de las matemáticas. A lo largo de los años ha ha estado conectado a varias universidades, y durante su estancia en Francia hizo uno de sus avances más importantes: una nueva forma de comprender la teoría de la homotopía racional, un subcampo de topología algebraica.

Sullivan comenzó a trabajar en problemas de dinámica a fines de la década de 1970, el estudio de un punto moviéndose en un espacio geométrico, un campo generalmente considerada muy alejada de la topología algebraica. La capacidad de las computadoras para iterar funciones más allá de lo humanamente posible había creado una explosión de interés en este campo, conocido popularmente como “teoría del caos”, ya que muchos de los sistemas dinámicos exhibieron un comportamiento caótico.

Lea también: Ya hay confirmados más de 5.000 mundos fuera del Sistema Solar

En 1999, Sullivan y Moira Chas descubrieron una nueva invariante para una variedad basada en bucles, creando el campo de la topología de cadenas, un área que ha crecido rápidamente en los últimos años.

Entre sus resultados significativos en topología está su prueba de la conjetura de Adams, y en sistemas dinámicos probó que los mapas racionales no tienen dominios errantes, resolviendo una conjetura de 60 años. Su insistente búsqueda de la comprensión de fundamentos y su capacidad para ver análogos entre diversas áreas de las matemáticas y construir puentes entre ellos, ha cambiado para siempre el campo, según el fallo del jurado.

Dennis P. Sullivan ha ganado numerosos premios, entre ellos el Premio Steele, el Premio Wolf 2010 en Matemáticas y el Premio Balzan 2014 de Matemáticas. También es miembro de la American Mathematical Society.

EUROPA PRESS

– ¿Cuántas personas matan los rayos cada año en Colombia?

– Así logran enviar las muestras recogidas en Marte a la Tierra

– ‘La urbanización está influyendo en la evolución de las especies’: estudio



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.