Deportivo Cali se sacudió. Y de qué manera. Venció a Boca Juniors de Argentina, 2-0, en partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores disputado en Palmaseca. Un gol del defensor de Guillermo Burdisso y otro de Jhon Vásquez, le dieron la victoria al equipo vallecaucano, que resurgió de las cenizas y empezó con pie derecho en el torneo continental.

Fue un partido de máximo riesgo para Cali, que sabía que no podía dar ventajas ante un rival tan peligroso. Boca, sin Sebastián Villa, y con los colombianos Fabra y Campuzano de titulares, salió a jugar de frente, explotando la banda derecha del Cali, donde apareció constantemente Exequiel Zeballos. Pero su iniciativa le duró poco.

Boca se fue a menos muy rápido

La primera emoción del partido fue para el cuadro caleño, en una pifia del portero Rossi, una salida en falso, la pelota le quedó libre a Yony González, que se demoró en definir y fue desarmado. El partido, que arrancó con intensidad, bajó el ritmo, se hizo lento. Cali, liderado por Teo Gutiérrez, intentó poner condiciones, se fue aproximando pero sin riesgo real para el arco del club argentino.

Mafla tuvo un buen remate, pero previamente estaba adelantado. Fue un aviso. Cali se fue tomando confianza. Teo era el que guiaba y distribuía. Boca respondió con un tiro libre de Óscar Romero, sin mayor riesgo. Pero luego, el equipo argentino pudo engranar un gran ataque, una jugada de contragolpe liderada por Fabra, primero con Zeballos que sacó un buen remate que controló a medias el portero De Amores. En el rebote, Benedetto quiso sorprender pero encontró la buena reacción del portero que evitó la caída de su arco.

El remate de la primera parte fue exigente. Boca perdió por lesión a Zambrano. Benedetto, además, se salvó de la expulsión tras un golpe a Gutiérrez, en una pelota dividida; luego, el propio Bendetto pidió penalti en un mano a mano con De Amores, y para rematar.

En el segundo tiempo Cali salió a buscar el gol de la victoria, tomando precauciones para no correr riesgos, pero al minuto 56 perdió por lesión muscular a González. Entró Jhon Vásquez, que luego sería clave. También entró Vuletich a ver si alguno de ellos podía ser la solución, pero más allá de la dinámica que intentaba imprimir Teo, el Cali no encontraba cómo crear verdadero peligro. Y Boca, el temible equipo argentino, se fue olvidando del partido.

Al fin los goles 

Deportivo Cali

Hasta que por fin llegó el tan buscado gol caleño. Fue en un tiro libre, Teo y Velasco estaban frente a la pelota, quizá todo Boca esperaba que fuera Teo el ejecutor, pero no, Velasco lanzó un cobró fuerte, que no parecía centro sino remate, y Burdisso se levantó y rozó la pelota para engañar al portero Rossi, a los 71 minutos, y 1-0. Un alivio.

Cali respiró. Tenía los puntos en el bolsillo. A Boca le tocó salir a buscar el empate y no tenía claridad para hacerlo. Zeballos volvió a ser protagonista con un gran disparo que por poco vence a De Amores. Y a 10 minutos del final, apareció otra vez Velasco, que ganó la línea final tiró el centro rastrero y Vásquez se anticipó a su marcador y definió, 2-0.

Y eso fue todo, aunque Boca casi descuenta con remate violento de Advíncula, ya no tuvo tiempo para más. Cali ganó, resurge y pisa fuerte en la Copa Libertadores, en el inicio del grupo E. En la próxima fecha enfrentará de visitante a Corinthians. 

DEPORTES

Más noticias de deportes



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.