Juan Pablo Montoya y Tatiana Calderón: Mario Andretti analiza la Fórmula 1 – Automovilismo – Deportes


Un Campeonato Mundial de Fórmula 1 (1978), unas 500 Millas de Daytona (1969), cuatro títulos en IndyCar (1965, 1966, 1969 y 1984), unas 500 Millas de Indianápolis (1969) y tres victorias en las 12 Horas de Sebring (1967, 1970 y 1972) hacen de Mario Andretti el piloto más exitoso en la historia de Estados Unidos. Incluso la agencia AP y la revista Racer lo nombraron como el mejor piloto del siglo XX. Sin embargo, lo que verdaderamente enorgullece al italoamericano, hoy de 82 años, es sentirse “el hombre que más ama el automovilismo”.

Rent Your Home

CodeCult Creative Business Agency

La leyenda familiar cuenta que el primer acercamiento de Mario con los carros se dio en 1942, cuando ni siquiera había visto uno. Según su madre, a sus 2 años, junto a su gemelo Aldo, quien ya falleció, ‘Big Mario’ tomaba las tapas de las ollas como un volante y corría por la casa gritando: “¡Broooooom, broooooom!”.

Luego, empujados por los efectos de la Segunda Guerra Mundial, Andretti y su familia salieron de su natal Motovun, antiguamente Italia y ahora parte de Croacia, con rumbo a Lucca, un municipio del centro del país de la bota en el que el mítico corredor se montó por primera vez a un carro. Lo hizo de la única forma que sus condiciones le permitían: trabajando en un parqueadero.

“Sentí que el motor se estremecía y que el volante cobraba vida en mis manos, me enganché de principio a fin. Fue un sentimiento que no puedo describir”, apuntó el propio Andretti en su autobiografía.

Para 1955, la difícil situación que se vivía en Italia llevó a que Andretti y los suyos emigraran a Estados Unidos. Allí, con la ayuda de un tío mecánico, Mario y Aldo Andretti construyeron su primer carro: un Hudson Hornet. Cuatro años después, Mario ya estaba compitiendo en ese auto por primera vez en una pista de automovilismo. Desde entonces, aunque se retiró de manera oficial en 1994, ha hecho todo lo posible por no salir de los circuitos.

Precisamente, tras comparecer junto al brasileño Emerson Fittipaldi y el colombiano Juan Pablo Montoya como embajadores del primer Gran Premio de Miami de la Fórmula 1, que se corrió el domingo pasado, Mario Andretti habló con EL TIEMPO.

Igual de versátil que en sus tiempos al volante, Andretti se refirió con la misma solvencia sobre la actual temporada de la Fórmula 1, el proyecto de su hijo de tener una escudería en la gran carpa y el próspero negocio que está gestando la F1 en Estados Unidos. Además, compartió sus conceptos sobre el presente y futuro de los dos grandes pilotos colombianos del momento: Juan Pablo Montoya y Tatiana Calderón.

(No deje de leer: ¡Juan Pablo y Sebastián Montoya compitieron juntos por primera vez! Entrevista).

Mario Andretti

Mario Andretti (der.), en 1996, con Mick Schumacher, actual corredor de la Fórmula 1.

Cada que termina una carrera de la Fórmula 1, ahí está su tuit con la conclusión del día. ¿Qué balance hace del inicio de temporada?

(Risas) Es cierto que la temporada recién empieza, pero hay grandes hechos que están marcando el año. Sin duda, lo más positivo es el regreso de Ferrari a lo más alto. La escudería italiana es el corazón y la sangre de la Fórmula 1. Verla en los podios es un motivo de celebración para el mundo del automovilismo.

¿Cómo se explica ese resurgimiento de Ferrari?

Lo de Ferrari se entiende como una gran reacción a las nuevas reglas de la F1. Es muy interesante su momento, pero, a decir verdad, no debería sorprender a nadie. Ferrari, década tras década, ha estado siempre liderando. Claro que tuvo un bache importante, han sido más de 10 años sin un título, pero ahora tiene dos pilotos jóvenes que, la verdad, son increíbles. No tengo dudas de que Charles Leclerc y Carlos Sainz llevarán a los ‘tifosi’ a lo más alto.

¿El 2022 será el año de un nuevo título para Ferrari?

En lo corrido de la temporada, Sainz no ha tenido mucha suerte, pero es un piloto muy talentoso. Leclerc, por su parte, podría ser el campeón mundial. ¿Que si creo que será fácil? Por supuesto que no. Será una batalla codo a codo con Max Verstappen (Red Bull), así como se ha podido ver en estos primeros cinco GP. Ahora, vale la pena ver si Mercedes logra recomponer el camino con los problemas mecánicos que han tenido por el tema del chasis. Personalmente, me parece muy bueno ver a George Russell salir avante de la difícil situación que están viviendo los alemanes.

Me habla de Russell: ¿Qué pasa con Lewis Hamilton?

No se llega a ser siete veces campeón mundial sin saber manejar.

Bueno, como yo veo las cosas, Lewis siempre ha estado acostumbrado a tener un carro muy competitivo, y este año Mercedes no ha podido garantizárselo todavía. Por eso no le ha ido tan bien. Russell ha manejado mejor la situación porque en efecto él tiene más práctica con carros no tan potentes. Así que mientras Russell maneja un auto mejor que todos los que ha tenido en su carrera, Hamilton está viviendo todo lo contrario. Pero eso sí: nunca hay que subestimar la capacidad de Lewis para volver a figurar en los podios. Seamos claros: no se llega a ser siete veces campeón mundial sin saber manejar.

El fin de semana pasado se corrió el primer GP en Miami, una ciudad marcada por la migración latina y reconocida mundialmente como un epicentro del espectáculo. ¿Está cerca la Fórmula 1 de conquistar, por fin, el mercado de Estados Unidos?

El hecho de que este año haya dos Grandes Premios en Estados Unidos es algo gigante. En el último tiempo creo que tan solo Italia se ha podido dar ese lujo. Por supuesto que el mercado norteamericano es inmenso. EE. UU. tiene muchas carreras propias que ofrecer, pero el auge de la Fórmula 1 en el país es increíble. Y gran parte de ese crecimiento se explica con el éxito de la serie de ‘Drive to Survive’, de ‘Netflix’. Ese producto ha despertado nuevas generaciones de fanáticos que se ven complacidos con el mundo del automovilismo. Lo cual es fantástico.

El otro año se viene el Gran Premio de Las Vegas…

¡Ja! Es cierto. La Fórmula 1 está en un gran momento, de eso no hay duda. Cuando tienes una fanaticada tan sólida, a nivel global, no puedes pedir más. El futuro está garantizado.

En Estados Unidos, en la IndyCar Series, está corriendo ahorita Tatiana Calderón. ¿Ha tenido la oportunidad de verla?

En Colombia siempre ha habido mucho talento para los deportes de motor. He visto las carreras de Calderón, pero no he tenido el chance de hablar con ella todavía. Sé que ha sido muy bienvenida en la IndyCar. El entorno de la carrera históricamente ha sido inclusivo y por eso no es nuevo que haya grandes corredoras, como Tatiana, en la categoría.

(En contexto: Tatiana Calderón debuta en la IndyCar: ‘Es un paso más hacia la Fórmula 1’).

Tatiana no ha contado con mucha suerte en el comienzo del año…

Creo que a ella le tomará un buen tiempo poder familiarizarse con todo lo que tiene la serie para ofrecer. Aun así, ella es buena y está en un gran equipo. Eso es lo que se necesita. Debe ser muy paciente, por supuesto. Siento que ella ha sido prudente en la forma en la que entró este año a competir, y eso está muy bien. Realmente le deseo muchos éxitos porque es importante tener este tipo de participantes mujeres en un deporte que históricamente ha sido dominado por pilotos masculinos. Colombia debe estar muy orgullosa de Tatiana Calderón.

¿Qué decir de Juan Pablo Montoya, que junto a Calderón estará este sábado en el Gran Premio GMR de Indianápolis?

Montoya ha sido un hombre muy exitoso. Él se ha cansado de dar clases con su versatilidad, ha ganado en Fórmula 1, ha ganado en carros deportivos, ha ganado en la Indy, ha triunfado también en Nascar… así que creo que ha ocupado un amplio terreno en las grandes disciplinas. No hay duda de que ama mucho el deporte. Otros corredores deciden especializarse solo en un área del automovilismo, pero él ha mostrado su talento en las distintas divisiones. Es un piloto muy completo. Siempre me ha gustado seguir su carrera, es un gran muchacho.

Ya es un muchacho de 46 años…

Sí, pero él se ve tan bien que honestamente no parece de esa edad. Cada presentación suya es increíble. Siempre me ha gustado su carácter, tiene una gran personalidad. El impacto de Juan Pablo Montoya es grandísimo. En Miami, por ejemplo, está casi que en todas partes (risas). Juan Pablo Montoya tiene todo para seguir ganando más títulos en su carrera.

Hablando de muchachos, Michael, su hijo, quien además compitió contra Juan Pablo, busca tener un equipo en la Fórmula 1 para 2024: el Andretti Global..

Así es. Estamos trabajando para eso. La idea es lograr el objetivo de competir en año y medio. No tenemos todavía el permiso oficial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), pero estamos haciendo todo para que el sueño se convierta en realidad.

Y en esa escudería, ¿qué rol tendrá Mario Andretti?

¡Uf! Yo estoy muy orgulloso de la ambición que tiene Michael en el deporte. Está claro que lo apoyaré en el área que sea. Yo no necesito un trabajo (risas), ¿pero sabe qué? Nadie ama más este deporte que yo. Así que estoy comprometido… y me encanta.

(Siga leyendo: ‘¿Egan o Nairo? Lucho Herrera, el mejor ciclista colombiano’: Gianni Bugno).

ANDRÉS FELIPE BALAGUERA SARMIENTO
DEPORTES EL TIEMPO@balagueraaa





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *