Juan Pablo y Sebastián Montoya, cerca de ganar las 6 horas de Glen LMP2 – Automovilismo – Deportes


Este domingo, Juan Pablo y Sebastián Montoya estuvieron cerca de tener la mejor celebración del Día del Padre. El experimentado piloto y su hijo se quedaron a contados minutos de lograr el título de la categoría LMP2 de las 6 Horas de Glen, carrera que hace parte del Mundial de Resistencia (WeatherTech Sportscar Championship) de la International Motor Sports Association (IMSA) de América del Norte.

Faltaron cinco centavos para la victoria

¡Juan Pablo y Sebastián Montoya compiten juntos por primera vez! Entrevista

Juan Pablo y Sebastián Montoya.

Foto:

Cortesía, Archivo familia Montoya

En la que era su segunda carrera juntos, luego de las 12 Horas de Sebring disputada en marzo, padre e hijo se fundieron en un estilo de manejo agresivo y estuvieron muy cerca de coronar una jornada marcada por varios imprevistos.

De entrada, el reto fue gigantesco. El sueco Henrik Hedman, quien lidera DragonSpeed, el equipo con el que compiten, no tuvo la mejor presentación en la jornada de clasificación del sábado y terminó en la sexta de las siete posiciones que tiene la categoría de prototipos LMP2 en la grilla de 49 competidores.

En el inicio de la carrera, sobre la primera hora, las cosas parecieron complicarse aún más luego de que a Hedman se le fuera sorpresivamente la llanta izquierda delantera del Oreca 07-Gibson. Por dicho incidente, el equipo llegó a estar en la última posición de la categoría.

Sin embargo, en el segundo turno, Juan Pablo Montoya se puso al volante y logró escalar rápidamente en la clasificación. El experimentado piloto, quien tiene siete victorias y treinta podios de Fórmula 1, tres títulos de las 24 horas de Daytona y dos victorias en las 500 millas de Indianápolis, dio una verdadera cátedra de remontada y dejó al equipo en el segundo puesto. 

Sebastián, quien a hoy se mantiene como el líder de los novatos de la Fórmula Regional Europea, fue el encargado de llevar al DragonSpeed al primer puesto de los prototipos LMP2. Lo hizo a través de una maniobra peligrosa en la que cerró el carro del suizo Louis Delétraz, del equipo Tower. Hubo penalidad, pero logró salir avante y mantener el avance.

Para el que parecía el turno final, Juan Pablo tomó el volante. En un comienzo, la situación estuvo cerca de complicarse porque casi se ve alcanzado por un accidente de un carro de otra categoría. Luego, en la serie de imprevistos, el clima hizo lo suyo y afectó la jornada. Por alerta de rayos en la zona, la carrera se detuvo a poco más de una hora para su finalización. El reloj no se paró y la organización estableció el reingreso con 35 minutos por delante. En ese desenlace, Montoya entró a ‘boxes’ y perdió la posición de liderazgo. Luego, Sebastián tomó el volante, pero el equipo fue penalizado. Ahí se esfumaron las intenciones de celebrar su primer título juntos. 

Juan Pablo y Sebastián Montoya finalizaron en el quinto puesto de su categoría y en el 12 de la general.

Chaves fue tercero en LMP3

El bogotano Gabby Chaves logró quedarse con el tercer lugar de la categoría LMP3, con el equipo de Andretti Autosport. Chaves fue el encargado de manejar el turno final de su escuadra. Aunque estuvo cerca de arañar una mejor posición, el Ligier JS P320 de su equipo finalizó tercero en la categoría y en la casilla 17 de la general.

Más noticias

DEPORTES



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.