Tour de Francia 2022: las conclusiones de la brutal etapa de pavé – Ciclismo – Deportes


Infernal fue la quinta etapa del Tour de Francia, la que llevó la caravana de Lille a Arenberg, tras 157 kilómetros, con triunfo para Simon Clarke, liderato para Wout va Aert, Nairo Quintana, Daniel Martínez y Rigoberto Urán en el lote, un Tadeg Pogacar que sacó los mejores réditos y un Primoz Roglic que perdió tiempo.

La jornada tuvo de todo y acá están las principales conclusiones de lo que pasó en una fracción épica.

(Nairo Quintana y el sablazo dirigido a sus críticos en el Tour de Francia)
(Luis Díaz podría sufrir jugada ‘desleal’ de Jurgen Klopp)

Pogacar mostró los dientes

Tadej Pogacar fue el que aprovechó el desorden que se presentó. Solo, sin la ayuda de sus compañeros, se puso al frente en los últimos 20 kilómetros, estiró el lote y trató de sacar más diferencias a sus rivales.

Llegó a tener a Roglic a más de 2 minutos 30 segundos,
y a los demás a un minuto largo, pero al final solo les puso 13 segundos, aunque el golpe moral fue duro.

Y lo fue porque demostró que es inteligente para correr, que tiene suerte de no caerse, de estar en el lugar que es y porque el esloveno es el más fuerte, sin duda, por el momento del Tour.

Distanció a sus rivales, no los tiene lejos, pero es una diferencia interesante de cara a lo que viene. Ya se quitó a Roglic de encima y ahora afrontará otras batallas, pero está listo para defenderse y atacar.

Van Aert, el monstruo

Wout van Aert partió como el líder de la carrera y luego de miles de situaciones sorteadas defendió esa condición, cuando a 30 kilómetros de la meta estaba todo perdido.

El corredor belga se cayó a 90 kilómetro de la llegada, se paró, retomó el paso, pero casi vuelve al suelo al esquivar de la mejor manera a un carro acompañante.

Van Aert fue clave en el Jumbo Visma. Jonas Vingegaard perdió la rueda del grupo y se olvidó de su condición de líder, se quedó, se puso al frente y cuando todo estaba perdido logró la conexión con el grupo de Adam Yates, Nairo, Urán y demás.

Wout van Aert

Es la gran figura del día, sin duda. Van Aert no solo le salvó el Tour a Vingegaard, sino que su acción para conectar benefició a los ciclistas del Ineos, Martínez, Yates y Thomas, que no respondieron, pero se fueron a rueda.

Fue el culpable de que Pogacar no sacara más tiempo, mostró que si bien es el líder, pus su labor en la escuadra es de gregario, de ayudar a sus jefes de filas y el Jumbo Visma sigue en carrera de ganar el Tour por él.

Roglic y Jumbo, mal

Se levantaron con el pie izquierdo. Los corredores del Jumbo Visma no tuvieron un final feliz en esta fracción. Sí, mantuvieron el liderato con van Aert, pero cometieron errores que les puede costar el título.

La acción de Vingegaard, en la que el danés pierde la rueda del lote, fue de locos. Le entregaron una bicicleta que no le venía bien, luego el carro llegó y le entregaron otra máquina, siguió la marcha, pero ya perdía tiempo importante.

Primoz Roglic

Luego se cayó Roglic, se demoró en pararse, luego de un corto examen volvió a la bicicleta, pero ya sus rivales fuertes le tomaban tiempo.

Van Aert, adelante, ponía paso, la idea era llevar a Vingegaard, pero ese mismo ritmo perjudicó a un Roglic que trataba de minimizar pérdidas, pero debían de jugarse una carta y decidieron por el danés, algo que se les abona.

Jumbo Visma no perdió este miércoles el Tour gracias a Van Aert, a ese tremendo corredor, que defendió el liderato, llevó a Vingegaard a salvar el día, pero no pudo hacer nada para colaborarle a un Roglic que ahora deberá de trabajarle a su compañero.

Nairo, el mejor

Si bien todos llegaron en el lote líder, Nairo Quintana demostró que en el pavé se defiende, tal y como pasó en las etapas de anteriores Tour de Francia en los que los adoquines se presentaron.

No fue la excepción su labor este miércoles. Fue uno de los pocos que estuvo al lado de Pogacar cuando el esloveno lanzó el ataque. Bien ubicado, el boyacense estuvo pendiente de los movimientos, se resguardó y nunca perdió la rueda.

Al contrario, cuando atacó Pogacar se quedó, pero superaba a los demás, a los Yates, urán, Martínez, Thomas y demás, pero al final la acción del Jumbo Visma llevó a sus rivales a conectar.

Nairo se ve bien, es inteligente, ciclista de experiencia y al menos salvó un día difícil en la competencia.

Urán y Martínez se salvaron, la sacaron barata. Perdieron la rueda, no pudieron conectar y si no fuese por Van Aert se estaría hablando de otra historia.

Daniel mantiene las opciones de pelear por el podio, al igual que Yates y Thomas, en un día bueno para ellos, pues no trabajaron, no dieron la cara y siguen con opciones de pelear por el triunfo de la general.

(Tour de Francia 2022: estas son las diferencias entre los favoritos)
(Nairo, Daniel Martínez y Urán sobrevivieron a la infernal etapa de pavé)

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO
@lisandroabel



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.