US Open de golf: resultados de la tercera jornada, con Sebastián Miuñoz – Otros Deportes – Deportes



El colombiano Juan Sebastián Muñoz volvió a jugar bajo par en la tercera ronda del US Open, tercer major del año, y se metió al top 20 del torneo, que termina este domingo en el Country Club de Brookline (Massachussets). Muñoz es el mejor latinoamericano del torneo.

El bogotano, que jugó por la mañana, entregó una tarjeta de 69 golpes, uno bajo par, para acumular 212 golpes (+2) y acabar la tercera ronda en el puesto 17. “Creo que jugué un buen golf, el mejor de la semana”, declaró Muñoz a ESPN. 

Zalatoris y Fitzpatrick, líderes, van por su primer triunfo

El golfista estadounidense Will Zalatoris y el inglés Matt Fitzpatrick concluyeron el sábado en el liderato del US Open, aprovechando un desgraciado cierre de tercera ronda del español Jon Rahm, el defensor del título.

Rahm, número dos del ranking de PGA, había logrado una fabulosa racha de tres birdies en cuatro hoyos y era líder en solitario al llegar al último de la jornada en Brookline (Massachusetts), donde el viento y los brutals roughs martirizaron a los jugadores.

(Lea también: Mundial 2026: ¿cómo se reparten los cupos para poder clasificar?)

El español comenzó la pesadilla del hoyo 18 al enviar el golpe de salida hasta un búnker. Con una mirada de incredulidad, Rahm vio como su primer golpe desde la arena golpeó en el borde y regresó al mismo sitio. Con el siguiente logró salir del hueco pero la pelota terminó aterrizando en otro búnker.

Rahm acabó cometiendo un doble bogey que le descendió hasta la tercera posición con una tarjeta de 71 golpes (uno sobre par) y un acumulado de 207 (-3).

Pese al desafortunado cierre, Rahm solo está un golpe por detrás de Zalatoris y Fitzpatrick, que tendrán que resistir una fuerte presión el domingo para alzar no solo su primer trofeo de Grand Slam sino el primer título de su carrera.

Scottie Scheffler sigue en carrera por el título del US Open

Además de Rahm, otros favoritos se encuentran cerca de la cabeza. El actual líder de PGA, Scottie Scheffler, está en el grupo en cuarto lugar a dos golpes y el ex número uno mundial Rory McIlroy en el séptimo a tres.

Zalatoris, número 14 del ranking mundial, y Fitzpatrick (18º) son los jugadores mejor posicionados de PGA que aún no han inaugurado su palmarés. En caso de que uno de ellos se alce con la victoria el domingo sería el primer golfista en estrenar su vitrina con un Grand Slam desde Danny Willett en el Masters de Augusta de 2016.

Tanto Zalatoris como Fitzpatrick vienen desde hace tiempo llamando a la puerta de su primer trofeo grande. En el último disputado, el PGA Championship de mayo, Fitzpatrick ya arrancó la última jornada como co-líder y Zalatoris llegó al desempate final, en el que cayó ante el campeón Justin Thomas. Este sábado fueron los jugadores que mejor se adaptaron a las difíciles condiciones del The Country Club.

“El viento era muy fuerte. Lo hizo difícil”, reconoció Fitzpatrick, que firmó una tarjeta de 68 golpes (-2). “Tenías que estar atento a la forma en que golpeabas, a dónde fallabas, y creo que por eso fue un gran desafío. Estoy muy contento con mi puntuación”.

“Sabía que iba a jugar duro y solo tenía que ser paciente”, dijo de su lado Zalatoris, el mejor de la jornada con 67 golpes (-3). “Sabía que si hacía uno o dos bogeys tempranos, no cambiaría el plan de juego, no trataría de ser extra agresivo, porque así es como lo estropeas”.

La jornada había arrancado con el liderato en manos del también reputado Collin Morikawa, vigente campeón del Abierto Británico, que cedió rápidamente el mando con una estrepitosa ronda de 77 golpes (+7).

La caída de Morikawa fue aprovechada primero por Scheffler, que llegó a ser líder gracias a un espectacular eagle en el octavo hoyo. El ganador del último Masters de Augusta, sin embargo, se vino abajo después en una nefasta segunda parte del recorrido con un doble bogey y tres bogeys.

El estadounidense, de 25 años, todavía aspira a unirse al ausente Tiger Woods como los únicos golfistas en conquistar el Abierto estadounidense siendo número uno mundial.

Rahm, por su parte, fue el más constante del grupo de los favoritos, sumando cuatro birdies y tres bogeys antes del descalabro en el último hoyo. El español aspira mantener el idilio con el US Open después de su triunfo en 2021, con el que se quitó de encima el peso de no poseer ningún ningún Grand Slam.

DEPORTES
Con AFP



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.