El presidente Iván Duque madrugó este viernes a firmar la extradición da Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, considerado el jefe máximo de la organización criminal ‘Clan del Golfo’, dedicada al tráfico de cocaína. Lo hizo horas después de obtener la luz verde de la Corte Suprema de Justicia. ¿Por qué? Para el Jefe del Estado no había tiempo que perder.

(Le recomendamos: El presidente Iván Duque firmó la extradición de ‘Otoniel’)

“Con la captura de ‘Otoniel’ se sentencia el fin del ‘clan del Golfo’. Este bandido era asesino de Policías, líderes sociales y centenares de personas. Además era un reclutador de menores, violador de niñas y adolescentes y el responsable de desplazamientos masivos. Sin duda se trata del peor de los criminales que hayamos visto en Colombia”, le había dicho el Jefe del Estado en entrevista a EL TIEMPO.

Dijo usted que su captura es un golpe comparable a lo que en su momento fue la caída de Pablo Escobar, ¿por qué?, se le preguntó en su momento.

“‘Otoniel’ y el ‘clan del Golfo’ son responsables de mover más de 160 toneladas de cocaína por año. Cifras así nunca fueron alcanzadas por Pablo Escobar, pero además este bandido podría ser más o igual de sanguinario que el cabecilla del cartel de Medellín. Este golpe es sólo comparable con la caída de Escobar porque se trata del mafioso más buscado del mundo. Este es un triunfo de la legalidad y del trabajo articulado de toda nuestra Fuerza Pública”, respondió en su momento.

(Además: Otoniel: víctimas piden suspender extradición hasta que aporte verdad)

Para Duque, este hombre es “el peor narcotraficante y criminal de la historia reciente de Colombia”.

Según su valoración, “las instituciones del país muestran su fortaleza y contundencia”.

Pero, además, al hacerlo con esta prontitud el jefe del Estado reafirma las excelentes relaciones y la confianza mutua entre su gobierno y Estados Unidos en la actualidad.

“Siempre trabajamos con agencias de otros países enfrentando amenazas comunes. El trabajo de los EE. UU. y el Reino Unido en esta operación muestra la fortaleza del trabajo que adelantamos con nuestros aliados. Unidos somos invencibles contra el crimen organizado. Además, como lo ha podido constatar el propio Secretario Blinken, el esfuerzo de Colombia ha sido titánico. Él reconoce que cuando empezó nuestro Gobierno teníamos más de 200.000 hectáreas de coca, un ‘clan del Golfo’, unos ‘Pelusos’, unos ‘Caparros’ y unos ‘Puntilleros’ fortalecidos. Hoy, hemos dado el golpe más importante al narcotráfico en este siglo, hemos prácticamente acabado con los ‘Pelusos’, los ‘Caparros’ y el ‘Clan del Golfo’, que seguramente tendrán remanentes, pero se trata de una amenaza enfrentada con contundencia, validada con las más altas incautaciones y con la destrucción de laboratorios jamás alcanzado por Colombia”, detalló precisamente el día en que el capo cayó.

(Puede leer: Alias Otoniel: el ‘arsenal’ de evidencias de Estados Unidos en su contra)

Además, con tan pronta firma, Duque sella la confianza existente del Ejecutivo con las otras ramas del poder público.

De hecho, este jueves el presidente había dicho: “Quiero destacar que las instituciones de Colombia son fuertes para enfrentar la criminalidad. Esta decisión de la Corte la aplaudo, la reconozco y valoro”.

Pero ¿qué pasará con el temor de quienes consideran que, con la extradición de este barón de la droga, la información que él posee sobre el conflicto armado se pierda.

“Él estará cumpliendo sus penas de narcotráfico y tendrá que seguir colaborando con las autoridades colombianas cuando sea requerido”, explicó.

Y para Duque no hay dudas. Anunció que cuando cumpla los delitos por narcotráfico por los que se le acusa en Estados Unidos, deberá presentarse a Colombia y pagar por los que cometió acá.

El narcotraficante más buscado del país

Con 48 años de edad, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, era el narcotraficante más buscado del país. El Gobierno de Estados Unidos llegó a ofrecer hasta cinco millones de dólares por información que facilite su ubicación y captura. Y en Colombia se ofrecían por él hasta 3.000 millones de pesos.

Úsuga David era considerado como la cabeza de la red denominada ‘clan del Golfo’, que envía toneladas de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos por la región de Urabá. Contra Otoniel hay más de 120 procesos abiertos por todo tipo de crímenes y una circular roja emitida por Interpol por homicidio múltiple agravado, secuestro múltiple agravado, secuestro y concierto para delinquir.

(Lea: ‘Otoniel’ estaba solo cuando lo capturaron: así cayó el narco más buscado)

en un avión de la Policía Nacional fue trasladado, desde el aeropuerto de Los Cerros, en Apartadó (Antioquia), hacia Bogotá alias Otoniel, quien fue capturado en la vereda La Pita, en Turbo, Antioquia.

Una fuente del Gobierno le confirmó a EL TIEMPO que la dirección de Inteligencia de la Policía Nacional logró una posible ubicación de ‘Otoniel’, de quien se sabía que se movía entre el nudo de Paramillo y la región de Urabá.

“Al parecer tuvo un descuido en sus comunicaciones o en una visita que recibió. Él era muy cuidadoso en ese tema, no usaba ningún tipo de medio electrónico para comunicarse”, señaló.

Los expertos de la Policía analizaron la posible ubicación con sus homólogos del Ejército, estableciendo un cuadrante de 5 o 6 kilómetros sobre el Urabá antioqueño, especialmente entre Turbo y Necoclí.

POLÍTICA



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.