El Ibex 35 se acerca a mínimos de seis meses por el miedo a una inminente recesión | Economía



La Bolsa española no levanta cabeza en 2022: vive otra semana negra y ha retrocedido un 11% en lo que va de año. Después de un jueves de reacciones negativas a la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense, el Ibex 35, principal indicador nacional, ha llegado a caer casi un 3% a media sesión de este viernes. Posteriormente ha recuperado algo y a primera hora de la tarde ronda el umbral de los 7.600 puntos, cerca de su mínimo en los últimos seis meses. La publicación del dato adelantado de la actividad empresarial en Europa (PMI), que cae mínimos de 20 meses y alimenta el miedo a una inminente recesión, arrastra a los grandes parqués del Viejo Continente: el DAX alemán, el CAC francés y el FTSE británico también se deprecian más del 2%. La tendencia es global: Wall Street ha abierto en rojo y el Dow Jones, índice industrial norteamericano, cae un 1,22%. El MSCI World, que refleja el rendimiento de las mayores empresas de las economías desarrolladas, marca mínimos de dos años.

Las subidas de tipos de interés por parte de los bancos centrales no son bien recibidas por los mercados de renta variable. A los aumentos de tipos de la Fed, el Banco de Inglaterra —y, lo más seguro, el BCE en su próxima reunión de octubre— se ha sumado esta semana la incertidumbre generada por la movilización parcial anunciada por el presidente ruso, Vladímir Putin. Y, este viernes, un nuevo revés a la confianza de los mercados: el mal PMI de septiembre. Este dato macroeconómico, medido cada mes por S&P Global, refleja el comportamiento de la industria manufacturera y del sector servicios: una lectura por encima de los 50 puntos indica expansión, mientras que por debajo de este umbral anticipa una contracción.

US Remote Software Jobs

De acuerdo con la última actualización del indicador, la actividad económica en la eurozona marca 48,2 puntos, el mínimo de los últimos 20 meses. Septiembre es el tercer mes consecutivo de retroceso, lo que ha avivado el miedo a la recesión entre los inversores. Según los analistas de ING, las malas cifras del Viejo Continente indican que la actividad empresarial se ha contraído este trimestre y “podría haber comenzado ya una recesión”.

En España, la revisión al alza del crecimiento del segundo trimestre no es suficiente para paliar el miedo a la crisis: el Ibex se tiñe de rojo, con 34 de los 35 valores en negativo. A media tarde apenas se salvan dos valores, Siemens Gamesa y Fluidra. Casi todos se hunden alrededor del 2% y arrastran al selectivo español a su peor jornada en meses. Los grandes bancos españoles, que aguantaron este jueves las perdidas generalizadas, ceden el terreno ganado y se deprecian todos en torno al 2%. A la cabeza de las pérdidas está Repsol (-6,42%), seguido de cerca por Grifols, cuya valoración ha sido rebajada este viernes por la agencia S&P.

Un dólar fuerte

En el mercado de divisas, el dólar, espoleado por la subida de tipos de la Fed, cierra una semana de subidas constantes. El euro se acerca de nuevo a los mínimos en 20 años que ya marcó a principios de este mes. El billete verde se paga, a media tarde, a 0,97 euros. La libra esterlina, a pesar de la subida de tipos del Banco de Inglaterra, también se deprecia frente a la moneda estadounidense.

La única excepción notable es el yen japonés. El Gobierno nipón intervino este jueves el mercado de divisas para relanzar su moneda —que marcaba mínimos en 24 años— después de que su banco central decidiese continuar con los tipos ultra bajos. De momento ha dado resultado y la moneda japonesa se aprecia ligeramente (+0.5%) con respecto al dólar.

La prima de riesgo sube; el petróleo baja

El mercado de deuda no ha sido ajeno a la tendencia generalizada y también empeora: la prima de riesgo española sube por encima de los 113 puntos (113,2) y el bono español a 10 años se paga a un interés del 3,15%, ligeramente más que este jueves. El petróleo no se queda atrás en este jornada negra de los mercados: el brent (el crudo de referencia en Europa) se deprecia un 5% pasadas las cuatro de la tarde y el barril supera por poco los 85 dólares. El West Texas Intermediate (WTI), referencia en EE UU, le sigue la pista y el barril baja más del 6%, hasta los 78,30 dólares.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.