El tirón de los ingresos reduce el déficit público en un 56% hasta mayo | Economía


COMUNIDAD VALENCIANAVALENCIAHostelería en Valencia, en la imagen una terraza en el centro de Valencia.FOTO: MÒNICA TORRES/EL PAIS
COMUNIDAD VALENCIANA VALENCIA Hostelería en Valencia, en la imagen una terraza en el centro de Valencia. FOTO: MÒNICA TORRES/EL PAISMonica Torres

El fuerte repunte de los ingresos mantiene a raya el desfase de las cuentas públicas. Los números rojos de las Administraciones alcanzaron los 19.629 millones hasta mayo, una cifra equivalente al 1,5% del PIB e inferior en un 56,4% al mismo periodo de 2021. También incluyendo el saldo de la ayuda a las instituciones financieras, de 10 millones, la diferencia entre ingresos y gastos de Administración central, Fondos de la Seguridad Social y comunidades se mantiene en el 1,50% del PIB. En el supuesto del Estado, en este caso hasta junio, la cifra se sitúa en el 1,8%, un 41% inferior al mismo periodo de 2021, según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Hacienda.

A finales de mayo, la Administración central acumulaba el grueso del desfase, con 15.602 millones, pese al descenso con respecto a 2021. También la Seguridad Social ha reducido su déficit en comparación con el año anterior, en un 70,5%. Las comunidades autónomas, en cambio, han engordado en un 32,7% sus números rojos en los cinco primeros meses de este 2022, hasta el 0,23% del PIB. Un resultado que se explica, porque los gastos han crecido más que los ingresos y sobre todo por las menores de transferencias por parte del Estado. En 2021, los Gobiernos regionales recibieron recursos de las ayudas directas a autónomos y empresas por la covid y una compensación por la mensualidad de IVA de 2017 que seguía pendiente de ingresar.

US Remote Software Jobs

En la primera mitad del año, de enero a junio, el Estado ha acumulado un déficit del 1,8% del PIB (23.487 millones) frente al 3,3% de 2021. El Ministerio de Hacienda achaca este resultado a la importante alza de los ingresos no financieros, de un 20,4%. Estos recursos alcanzaron los 113.836 millones, suponiendo los impuestos el 85,2% del total. Los gastos, en cambio, crecieron a un ritmo muy inferior, del 2%, hasta los 137.323 millones.

Inflación y empleo disparan la recaudación

Los ingresos tributarios continúan creciendo a un ritmo sostenido, empujados por la mejora del empleo, la subida de pensiones y salarios públicos y el efecto de la inflación, que lleva meses en cotas elevadas y que en junio alcanzó el 10,8%, según los datos divulgados este viernes. La Agencia Tributaria, que ha publicado hoy su informe de recaudación relativo al mes de mayo, apunta a un incremento del 19,1% en lo que va de año con respecto al año anterior, hasta los 97.097 millones. Si solo se considera el mes de mayo, el alza ha sido del 27,6%.

El organismo detalla que “el aumento de los ingresos en el conjunto del año se explica, básicamente, por tres elementos”, que enumera por orden de importancia. El primero es el alza de un 21,4% de los ingresos brindados por el IVA, resultado del aumento en el consumo y de los precios y pese a las rebajas fiscales en el recibo de la luz aprobadas por el Gobierno. El segundo factor son las retenciones del trabajo, que en los primeros cinco meses del año repuntaron un 13,4% por la mejora del empleo y las subidas de salarios y pensiones. La última variable es el menor importe de las devoluciones realizadas en el impuesto sobre sociedades correspondientes a las declaraciones anuales de 2020. “Estos tres elementos explican más de 16 puntos del crecimiento observado”, señala la Agencia Tributaria.

Es más. Los cambios normativos y de gestión, sobre todo los relacionados con los descuentos en los impuestos eléctricos ―rebaja del IVA y del impuesto eléctrico, suspensión del gravamen a la generación―, arrojaron una pérdida potencial de ingresos de 2.779 millones. Sin ellos, se hubieran conseguido tres puntos de crecimiento adicional. La supresión del impuesto de generación es la que más impacto tuvo. “En este año, dados los precios del mercado mayorista que se registraron en los primeros meses, de no haberse suprimido el impuesto, los ingresos hubiesen sido mucho más altos. Así, el impacto para este trimestre se estima en 1.138 millones que se suma a los 1.037 del cuarto trimestre que no se ingresaron en febrero”, desglosa la Agencia. En cambio, los nuevos impuestos sobre transacciones financieras y determinados servicios digitales ―mejor conocidos como tasa Google y tasa Tobin― tuvieron un impacto mayor de lo habitual, de 146 y 139 millones, respectivamente.

Los ingresos por IVA fueron los que más tiraron de la recaudación, aupados por la inflación, con un alza del 21,3% en lo que va de año hasta los 37.656 millones. También el impuesto de sociedades brindó ingresos un 8,9% superiores a 2021, gracias a que el importe de las devoluciones fue menor en unos 1.900 millones y a una mejora en los pagos fraccionados del primer trimestre, en línea con el aumento de los beneficios y la base imponible. Los ingresos por IRPF alcanzaron los 41.212 millones en el acumulado del año, un repunte del 14%. La mejora se debe sobre todo al crecimiento de las retenciones de las grandes empresas ―por la creación de empleo y el aumento de los salarios medios, que eleva el tipo efectivo― y de las pensiones, del 17% ―la masa creció un 7% por el aumento en el número de perceptores y la cuantía media, y el tipo medio efectivo un 9%―.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.