La incertidumbre por la operación de compra de Musk lastra los resultados de Twitter en el segundo trimestre | Economía


Una imagen de Elon Musk en la pantalla de un móvil junto a logos de Twitter.
Una imagen de Elon Musk en la pantalla de un móvil junto a logos de Twitter. Reuters

Las acciones de Twitter se han desplomado este viernes después de que la plataforma de redes sociales, envuelta en una batalla legal con Elon Musk por la suspendida operación de compra, informara de que ha perdido 270 millones de dólares (264 millones de euros) en el segundo trimestre por las dudas sobre “la operación de adquisición pendiente” por parte del magnate. La compañía propietaria de la red social del pajarito se adelanta a otras tecnológicas como Alphabet, Apple, Meta y Microsoft, que informarán de sus ganancias la próxima semana en un escenario inquietante para el sector. Twitter había registrado un beneficio neto de 65 millones en el mismo periodo de 2021, según informó la multinacional en un comunicado. os ingresos de Twitter entre abril y junio sumaron un total de 1.176,6 millones de dólares (1.153 millones de euros), un 1,1% menos que un año antes.

Los desplantes y las espantadas de Elon Musk no sólo han contribuido a alimentar la incertidumbre sobre el rumbo de Twitter, también han socavado su credibilidad, según los analistas, lo que se traduce en una pérdida de valor. De hecho, Twitter y Musk se verán las caras ante un tribunal en octubre, después de que los abogados del hombre más rico del mundo pidieran una prórroga para liquidar el proceso hasta febrero de 2023. Las principales objeciones del fundador de Tesla y SpaceX tienen que ver con el número de cuentas falsas y bots de la red social.

US Remote Software Jobs

Entre abril y junio los ingresos por publicidad de Twitter aumentaron un 2,2% interanual, hasta 1.076 millones de dólares (1.054 millones de euros), mientras que los ingresos por suscripciones bajaron un 26,3%, hasta 101 millones de dólares. Los ingresos internacionales registraron una caída del 4%, hasta 515 millones de dólares.

De este modo, en el primer semestre de este año la compañía obtuvo un beneficio neto de 243,3 millones de dólares (238 millones de euros), un 82% más que un año antes, mientras que los ingresos aumentaron un 6,8%, hasta 2.377,6 millones de dólares (2.330 millones de euros).

Mejores datos ofrece el promedio de usuarios activos diarios monetizables, que entre abril y junio alcanzó los 237,8 millones, un incremento de casi nueve millones respecto a los primeros tres meses de 2022 y de un 16,6% en un año. La polémica generada por la operación de compra lanzada por Musk, en una red social especialmente proclive al ruido, ha funcionado como motor de enganche.

Del total de usuarios diarios activos monetizables, 41,5 millones visitaban la red en Estados Unidos al cierre del segundo trimestre, frente a los 39,6 millones del primer trimestre (un 14,7% más que un año antes). En el resto del mundo, el incremento anual fue del 17%, hasta 196,3 millones, frente a los 189,4 del primer trimestre.

Este martes, la jueza del Tribunal de Equidad de Delaware Jude McCormick dictaminó que el juicio por la marcha atrás de Elon Musk en la compra de Twitter se celebre en octubre, después de que el magnate hubiera solicitado retrasarlo al mes de febrero para poder preparar mejor la defensa del caso. McCormick daba así la razón a la compañía, que había pedido “acelerar” el juicio, si bien a septiembre. En juego está una operación de 44.000 millones de dólares que revolucionó no sólo el sector, sino también la economía global.

Tras tres meses de desmentidos y rumores, con una cobertura mediática al minuto, Musk comunicó a Twitter el 8 de julio su renuncia al contrato de compra de la red social después de no recibir respuesta por parte de la compañía sobre el número de cuentas falsas que existen en la plataforma, así como el método seguido por la empresa para auditar y suspender las mismas. No era el primer desplante de Musk, que a mediados de mayo suspendió temporalmente la compra disconforme con el cálculo de cuentas falsas de la compañía, menos del 5% de los perfiles según Twitter.

Pintan bastos para las tecnológicas, con planes de contratación frenados por la coyuntura de incertidumbre económica, cuando no oleadas de despidos, un fenómeno especialmente reseñable en las startups. Las acciones de Snap se desplomaron ayer después de unos resultados trimestrales decepcionantes. La compañía, que administra la plataforma de redes sociales Snapchat, dijo que “reduciría sustancialmente” la contratación y que el crecimiento de los ingresos en el actual trimestre ha sido de “aproximadamente cero”. El clima macroeconómico actual parece resultar esquivo a lo digital.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.