La renuncia de la ministra de Vivienda, Susana Correa, al Centro Democrático (CD), dejó en evidencia las fisuras dentro del uribismo. Como si el monolítico partido que maneja el expresidente Álvaro Uribe estuviera a punto de fracturarse.

A la dimisión de Correa hay que sumar los nombres de los hermanos Uribe, Tomás y Jerónimo, quienes renunciaron a esa colectividad a finales del año pasado; y el de Sergio Araujo, uno de los fundadores del CD.

(Lea también: ‘Por qué maltratan a la doctora’: Álvaro Uribe defiende a Ingrid Betancourt). 

Si bien Uribe es el jefe del partido, la persona que aparece en este momento llevando las riendas de la colectividad es precisamente Nubia Stella Martínez, muy cercana al expresidente.

“Los ideales con los cuales fue fundado y edificado el Centro Democrático no se han mantenido, privilegiando intereses personales de sus directivos, desdibujando a todas luces los intereses de la colectividad”, señaló Correa en su carta de retiro.

Destacó que la decisión de renunciar al partido fue analizada desde hace algún tiempo en el cual reflexionó sobre su desacuerdo con “las decisiones, posturas y manejos que hoy materializo manifestando mis inconformidades y mi imposibilidad de continuar como militante por lo ya expuesto”.

(Le puede interesar: ‘Ahora sí es del partido’: Ingrid responde a De La Calle por reclamos). 

correa

Susana Correa, directora del DPS

Su retiro tuvo varias interpretaciones. La senadora María Fernanda Cabal, por ejemplo, manifestó su malestar.

“Este gobierno renunció a gobernar con el partido que lo llevó al poder(Centro Democrático). Usted, Ministra, forma parte del equipo de gobierno. Recuerde que fue el legado del expresidente Álvaro Uribe el que le dio la oportunidad de servir desde los más altos cargos del Estado. No es de recibo su renuncia”, le dijo.

También hay quienes, incluso, interpretaron como un premio a su decisión de de salirse del CD, el nombramiento que le hizo el presidente Iván Duque, quien la designó como su ministra de Vivienda.

“Bien ida, doctora Susana. Uno da las peleas adentro y cuando se va, en un acto de deslealtad con el expresidente Uribe quien la ha apoyado durante cerca de 20 años, pela el cobre y muestra su verdadera cara”, señaló el exvicepresidente Francisco Santos.

Sin embargo, el punto es que Correa no es la única que se ha ido del CD. Araújo, para citar otro caso, manifestó en su momento el dirigente de la costa Caribe: “Me retiré para ejercer la felicidad de la total independencia. Sin resquemores ni reproches. Discretamente”.

Y, sin duda, los retiros más significativos son los de Tomás y Jerónimo Uribe. De todas maneras, un secreto a voces en el CD es que el expresidente Uribe es consultado sobre las decisiones más importantes que se van a tomar. Casi todas las de caracter político y algunas administrativas.

Y si bien se ha mencionado que habría un grupo de congresistas y excongresistas dispuestos a entregar el carné del partido, dicha situación no ha sucedido. Todo se ha quedado en comentarios en los salones de los restaurantes.

Que se hayan dado algunas desavenencias al interior del partido podría verse como algo normal en la medida de la coyuntura que se está dando, básicamente por la campaña.

Para empezar el partido recibió un fuerte golpe en las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo cuando perdió cinco curules en el Senado y 16 en la Cámara.
Las condiciones políticas del país han cambiado. A esto se agrega que buena parte de la votación en las elecciones legislativas del 2018 la puso el expresidente Uribe, quien en ese momento encabezó la lista.

(Además: ¿Qué pasará con el Centro Democrático?). 

Uribe

El expresidente Álvaro Uribe en Soacha

Foto:

Prensa Centro Democrático

Para las pasadas elecciones de marzo, él ya no estaba en la lista y la encabezó el exsecretario de gobierno de Bogotá Miguel Uribe. La situación pues fue totalmente diferente.

Además, la colectividad atraviesa un momento de desacuerdos entre algunos de sus miembros por la demora en definir a quién se va a apoyar en la candidatura presidencial, tal y como se evidenció en una reunión que tuvo Uribe con la bancada y las directivas.

Hasta ahora el partido no ha expresado una posición oficial al respecto, aunque algunos de sus congresistas ya están acompañando la aspiración presidencial de Federico Gutiérrez.

Uribe envió un mensaje en la mañana de este viernes a sus seguidores en el que dice que “a pesar de las dificultades en el Centro Democrático debemos fortalecer nuestras convicciones de patria y señalar los contrastes con el doctor Petro”.

A su turno, el senador José Obdulio Gaviria dijo que el CD fue pensado y construido como un partido de lista cerrada, que se desnaturalizó en el 2018 “y ahora estamos recogiendo la cosecha”.

Señaló que “ya es un partido como los demás”, en el que cada cual se representa si mismo y su pequeña corriente. “Por esta razón hay islas en el partido, pues un partido de lista abierta es un archipiélago, eso es insuperable, no tiene solución”, agregó.

Para el representante Edward Rodríguez, “el partido tiene que reinventarse, hay que construir un neouribismo donde lo importante sean las tesis que empezamos a abanderar en 2014, donde los jóvenes deben ser lo vital y que nosotros no aparezcamos como un partido tradicional”.

“Desafortunadamente el partido ha generado desesperanza y tiene que volver a enamorar a la gente, pues de lo contrario pueden darse más renuncias y puede estar llamado al fracaso”, enfatizó el congresista.

Mientras tanto, el exministro Fabio Valencia señaló que con base en su “experiencia”, después de un proceso electoral y de un gobierno “es normal que queden fisuras”. Sin embargo, dijo que no cree que se trate de “una situación insalvable”.

“Es normal, hay que replantear cosas, el partido tiene una proyección importante. Son cosas superables”, destacó Valencia.

(Siga leyendo: ¿Quiénes son los miembros que se han ido del Centro Democrático y por qué?). 

POLÍTICA 



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.