Finalmente, y después de varios días de cálculos políticos y muchas consultas, Gustavo Petro se la jugó por Francia Márquez como fórmula vicepresidencial.

(Puede leer: César Gaviria da por ‘terminadas’ conversaciones con el Pacto Histórico)

Petro hizo el anuncio oficial este miércoles: “He decidido que mi fórmula vicepresidencial sea Francia. Es la mejor candidata que hemos tenido en los últimos tiempos”, dijo.

(Lea además: ‘Trabajaré por los derechos de las mujeres de Colombia’: Francia)

“Gracias a Gustavo Petro por asignarme esta responsabilidad”, le dijo Francia.

Se trata de un logro fundamental para esta lideresa social que se dio a conocer por su activismo contra los impactos ambientales de la minería en su municipio -Suárez, en el Cauca, del que tuvo que irse por amenazas de los violentos-, y que el pasado 13 de marzo obtuvo 785.215 votos en la consulta del Pacto Histórico, incluso por encima del ganador de la consulta de centro, Sergio Fajardo.

(También: ¿Quién es Francia Márquez? Esta fue la entrevista que le dio a BOCAS)

De entrada, este es un punto a favor de Petro porque se trata de un impulso, a ojos de sus seguidores, invaluable, porque la lideresa se ha convertido en alguien muy visible en muy poco tiempo. Además, da una muestra de unidad, un aspecto trascendental en unas elecciones tan reñidas.

Pese a esto, la decisión final del jefe del Pacto Histórico no estaba tan clara. De hecho, él mismo había puesto distancias frente a la posición que siempre mantuvo Francia de que el segundo en votación debía ser la fórmula a la Vicepresidencia.

Entre otras razones porque la negociación sobre el cargo de ‘Vice’ es una de las cartas que utilizan en las presidenciales los candidatos que buscan que otras fuerzas políticas los apoyen. Y aunque Petro tiene en este 2022 un ‘plante’ electoral de más de 5,6 millones de votos (los de la consulta, incluidos los de Francia), para llegar a la Presidencia de Colombia se requieren al menos entre 9 y 10 millones. Por eso todos los aspirantes están concentrados en consolidar alianzas.

(En contexto: ¿Cuáles sectores apoyaron a Francia Marquéz en la consulta?)

Elegir a Francia como fórmula satisface sin duda las exigencias de una parte de las bases del Pacto que reiteradamente habían insistido en ello. Y en los cálculos de Petro seguro está el riesgo de que el discurso de su ahora llave vicepresidencial, que muchos consideran incluso más radical que el del mismo candidato, termine alejando a algunos sectores de centro.

Pero, ¿quién es Francia Márquez? Su lucha contra la explotación minera y la defensa del medioambiente y el territorio la han convertido en la lideresa afrocolombiana más reconocida del país.

Francia Elena Márquez Mina (vereda de Yolombó, corregimiento de La Toma, municipio de Suárez, Cauca, 1982), dice que siempre le ha tocado empujar la puerta, ponerse al frente, decir “aquí estoy yo”.

Ante el mundo y ante el gran público en Colombia se dio a conocer en el 2018, cuando le fue concedido el Premio Goldman, considerado como el Nobel ambiental, pero desde los 15 años es una activista que lucha por la defensa de su territorio frente a los desmanes de la minería.

(Además: Francia Márquez: el fenómeno político de estas elecciones)

Debate presidencial en Universidad del Norte
Foto:

Vanexa Romero/El Tiempo

Carlos Rosero, un histórico líder del movimiento Proceso de Comunidades Negras (PCN), que la conoce desde esa época, la recuerda como una niña, al principio, muy tímida: “Iba a las reuniones, pero no hablaba. Yo creo que era como una esponja que lo iba asimilando todo. Pasaron los años, y tras un proceso de formación empezó a soltarse y a hablar en público. Un día explotó con una fuerza impresionante”.

Francia Márquez es hija de Gloria María Mina López y de Alfredo Márquez Trujillo. Si suma los hijos de sus padres, son once hermanos. Es madre de dos hombres. Estudia escritura creativa. A veces envía mensajes a las cuatro de la mañana porque sufre de insomnio. No dice pobres, dice empobrecidos. No dice esclavos, dice esclavizados.

En el 2014 impulsó una movilización que se conoció como la Marcha de los Turbantes, un recorrido de casi un centenar de mujeres que salieron desde La Toma (Suárez, Cauca) hasta Bogotá, para exigirle al Gobierno que retirara los títulos mineros que se habían concedido después de una violenta incursión paramilitar y que prácticamente expulsaban a los habitantes de ese corregimiento de su propio territorio.

Francia y otros líderes de su comunidad presentaron acciones de tutela, lograron parar las órdenes de desalojo, defendieron el derecho a la consulta previa y consiguieron que la Corte Constitucional reconociera en una sentencia que La Toma es un territorio ancestral, por lo que se suspendieron –pero no se anularon– los títulos que habían convertido al corregimiento en una inmensa mina donde Francia y su gente no cabían.

Francia es reconocida, además, por su carácter rebelde. Es capaz de contar sus tragedias entre carcajadas, pero se necesita mucho tiempo para establecer una verdadera cercanía con ella, dicen quienes la conocen. De entrada, parece desconfiada, un poco a la defensiva, aunque sus amigos dicen que depende del contexto.

Estos elementos hacen que el Pacto Histórico presente una dupla que para su electorado está sintonizada en sus propuestas y objetivos. Pero ¿les alcanzará para convencer al resto de colombianos que tienen otras inquietudes?

De hecho, en el mismo movimiento hubo voces que pidieron abrir el abanico para tener opciones que fueran complementarias a Petro. Se llegó a pedir que se escogiera una mujer -en eso sí hubo consenso desde el principio- del sector gremial o político que enviará un parte de tranquilidad a los muy sensibles mercados financieros.

Con esta elección, Petro reafirma sus fuerzas de izquierda pero demuestra que las puertas que tocó como la de los liberales y la de César Gaviria y también las de Vargas Lleras no se le abrieron

En este momento de la carrera electoral se trata de sumar y buscar votos en otros sectores afines e incluso en espacios de ideario distinto. Sin embargo, con la elección de Francia Márquez como vicepresidenta Petro se aleja un poco de su apuesta por acercarse a otros sectores y crear una coalición o un frente mucho más amplio.

Márquez ha tomado decisiones mucho más progresistas que el mismo Petro, por ejemplo, al hablar de temas como el aborto. Mientras Petro ha hablado de “aborto cero”, Márquez ha reiterado con vehemencia el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Algunos analistas creen que Petro corre el riesgo de cerrar puertas. “Pierde la opción de atraer a su proyecto político “alguien de afuera” que no solo atrajera votos sino que también aportara ponderación y tranquilidad para sectores exacerbados en el temor por un giro radical en Colombia”, dice el analista Diego Arias.

“Esta opción pudo haber estado en la política (no sólo en el Partido Liberal) pero también en la academia y/o liderazgos de opinión”, considera él.

Una opinión que comparte en líneas generales el analista Aurelio Suárez: “Con esta elección, Petro reafirma sus fuerzas de izquierda, pero demuestra que las puertas que tocó como la de los liberales y la de César Gaviria y también la de Vargas Lleras no se le abrieron”, dice.

Andrés Segura, analista político, cree que con su elección Petro fortalece la coherencia de su mensaje de campaña donde intenta ser antiestablecimiento y busca amarrar ese voto urbano progresista que ve en Francia la representación de los históricamente excluidos.

Pero advierte: “Aún así, muestra que no logró convencer a otras fuerzas de que su triunfo es inevitable. El esperar hasta último momento refleja que estaba esperando negociar con otros grupos políticos y no lo logró. En ese sentido pierde la posibilidad de crecer con un grupo de maquinarias que necesita para alcanzar su ambicioso objetivo de ganar en primera vuelta”.

“¿Qué pierde Gustavo Petro?”, se pregunta el analista Carlos Arias, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Externado de Colombia. “Pierde, responde, la oportunidad de atraer un voto más de centroderecha o de centro que duda del gobierno de Duque, que no está convencido de la retórica y el discurso ‘pandito’ de Federico Gutiérrez”.

“En ese escenario, mi mirada, a pesar de la confirmación al interior del Pacto Histórico del nombramiento de Francia y del llamado a varios sectores de centro, creo que es más lo que pierde que lo que gana porque Francia Márquez igual no se hubiera ido. Hubiera podido darle un rol más protagónico a Francia Márquez. Dentro del cierre de campaña, que lo acompañara como jefe de debate, que estuviera mucho más cerca de él y buscar una figura de centro, concluye él.

La izquierda unida

Lo que logra Petro es un golpe simbólico de respaldo a la mujer que confirma la legitimidad de su discurso

El anuncio oficial de Márquez se hizo en un salón del Hotel Grand Hyatt de Bogotá.

Al acto asistieron personalidades de los partidos y fuerzas políticas que gravitan en el ideario de izquierda como Alirio Uribe, Iván Cepeda, Aida Avella, Yamila Santos, Cha Dorina, entre otros.

Y por supuesto las demás apuestas políticas que competían a la presidencia como Arelis Uriana y Alfredo Saade.

“Lo que logra Petro es un golpe simbólico de respaldo a la mujer que confirma la legitimidad de su discurso en un inicio en el cual había quedado concertado por lo menos en el aire que la figura vicepresidencial sería el segundo puesto en número de votos”, agrega Arias.

Le da un mensaje simbólico a las mujeres de su partido de que no son minoría, son mayoría en términos de votantes y de militantes

“Les da un mensaje simbólico a las mujeres de su partido de que no son minoría, son mayoría en términos de votantes y de militantes. El tercer factor es que confirma esa votación poderosa que tiene Francia Márquez, que claramente no se iba a ir hacia la derecha, pero, que si no hubiese tenido un respaldo simbólico, puede que hubiese dudado”.

Así las cosas, la izquierda se muestra unida de cara al electorado. Ahora serán las urnas las que hablarán.

Por ahora, la inscripción formal de la llave Petro-Márquez se realizará este viernes y luego, Francia se radicará en la ciudad de Medellín, que será la sede de campaña de la candidata a la vicepresidencia.

POLÍTICA



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.