¿Recuerda a la oveja Dolly? La primera clonación de un mamífero utilizando una célula adulta mediante el método de transferencia nuclear celular, en 1996. Ahora, más de 25 años después, parece ser que utilizando la misma técnica de clonación de Dolly se logró rejuvenecer las células de la piel de una mujer de 53 años para que sean equivalentes a las de una mujer de 23 años.

Así lo aseguraron los científicos del Instituto Babraham en Cambridge que llevaron a cabo el descubrimiento, publicado en la revista ‘eLife’, quienes también aclararon que este aún está en una etapa muy temprana. 

Hemos estado soñando con este tipo de cosas. Muchas enfermedades comunes empeoran con la edad y pensar en ayudar a las personas de esta manera es súper emocionante”, dijo a la ‘BBC’ el profesor Wolf Reik, jefe del equipo de investigación.

(Puede leer: Vacuna contra el envejecimiento: ¿Cómo funciona y en qué fase está?).

Y es que, según aseguró, el objetivo final es desarrollar tratamientos para enfermedades relacionadas con la edad: diabetes, enfermedades cardíacas y trastornos neurológicos: “El objetivo a largo plazo es extender el período de salud humana, en lugar de la duración de la vida, para que las personas puedan envejecer de una manera más saludable“.

Una de las aplicaciones que se le podría dar a esta técnica para el desarrollo de medicamentos de rejuvenecimiento de la piel en personas mayores, principalmente en partes del cuerpo lastimadas, cortadas o quemadas. 

pensionarse

Aunque falta un largo trecho para lograr resultados médicos, es un avance significativo para la salud.

Eso sí, aunque lograr por primera vez el rejuvenecimiento celular es un paso fundamental, los investigadores aún deben enfrentar varios obstáculos de carácter científico para pasar del laboratorio a la clínica.

Si pudiese hacerse con todo el cuerpo de manera segura es un escenario tan lejano que creo que sería pura especulación

En principio, el método IPS aumenta la posibilidad de padecer cáncer, lo que imposibilita su uso en seres humanos por ahora. 

Al respecto, Robin Lovell-Badge, profesor del Instituto Crick de Londres, considera que los obstáculos científicos entre el resultado del profesor Reik en el laboratorio e incluso las aplicaciones clínicas más sencillas son considerables: “Si encuentras otros químicos que hagan lo mismo, eso sería bueno, pero pueden ser igual de malos. (…) Es ambicioso pensar que encontrará estos productos químicos fácilmente y que serán más seguros”.

(Puede interesarle: El 8 % que faltaba del genoma humano será una revolución en la medicina).

“También es muy posible que otros tipos de células requieran condiciones diferentes que pueden ser difíciles de controlar. Si pudiese hacerse con todo el cuerpo de manera segura es un escenario tan lejano que creo que sería pura especulación”, prosiguió.

¿Cómo lo lograron?

La técnica utilizada para la clonación de Dolly fue simplificada en 2006 por el profesor Shinya Yamanaka, que hacía parte en ese entonces de la Universidad de Kyoto. El nuevo método, llamado IPS, consistía en añadir productos químicos a las células adultas durante aproximadamente 50 días, resultando en cambios genéticos que convirtieron las células adultas en células madre.

Animales que la ciencia ha logrado clonar

Dolly, oveja clonada en 1996.

Foto:

Centre for Regenerative Medicine – EFE

“Tanto en la técnica Dolly como en la IPS, las células madre creadas deben volver a crecer en las células y tejidos que requiere el paciente. Esto ha resultado difícil y, a pesar de décadas de esfuerzo, el uso de células madre para tratar enfermedades actualmente es extremadamente limitado“, explica el medio británico anteriormente mencionado.

Lo que se hizo diferente

Así las cosas, en el caso de los científicos de Cambridge, decidieron acortar el baño químico de 50 días a alrededor de 12 y el resultado fue sorpresivo: las células no se habían convertido en células madre embrionarias, sino que se habían rejuvenecido en células de la piel que se veían y se comportaban como si provinieran de una persona de 23 años.

Recuerdo el día que recibí los resultados y no podía creer que algunas de las células fueran 30 años más jóvenes de lo que se suponía que eran. ¡Fue un día muy emocionante!“, narró el experto a la ‘BBC’. 

(Le recomendamos leer: Mutaciones genéticas reducen la inmunidad celular ante el coronavirus).

Aunque la aplicación en la medicina de este proyecto se ve lejana, en opinión de varios expertos, lo cierto es que es un gran paso para la ciencia celular y puede abrir puertas para nuevos enfoques en este campo. 

Tendencias EL TIEMPO



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.