En una carta dirigida al ministro de Defensa Diego Molano, la organización estadounidense Human Rights Watch (HRW) lo acusa de estar minimizando la situación humanitaria que se está viviendo en los departamentos de Arauca y Vichada como consecuencia de los enfrentamientos de grupos armados ilegales.

En la edición de EL TIEMPO de este martes 29 de marzo, Molano se refirió a un reciente informe publicado por HRW en donde documenta los abusos que vienen cometiendo contra la población civil las disidencias de las Farc y el Eln al igual que el drama que viven los que se han visto desplazados por este conflicto.

¨Lamentablemente, sus declaraciones parecen destinadas a minimizar la situación humanitaria en la región y la necesidad urgente de que las autoridades colombianas refuercen sus medidas para proteger a la población civil y asistir a las víctimas¨, dice en la carta Tamara Taraciuk, directora en funciones para las América de HRW.

En sus declaraciones el ministro defensa sostiene que las amenazas a la población civil “se originan del otro lado, de Venezuela” y que la fuerza pública colombiana está contribuyendo a buscar mejores condiciones de seguridad.

¨Como documentamos en nuestro informe, miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana han participado en operaciones conjuntas con guerrilleros del Eln y han sido cómplices de sus abusos en Venezuela. Sin embargo, el Eln y las disidencias de las Farc del llamado Comando Conjunto de Oriente también operan en Arauca, donde han cometido múltiples abusos, incluyendo homicidios, desapariciones, desplazamientos forzados y reclutamiento de menores. Según estadísticas de la Policía Nacional de Colombia, actualmente Arauca sufre la tasa más alta de homicidios por lo menos desde el año 2010¨, afirma Taraciuk en la carta, que fue conocida por este diario.

Según la ONG, Molano también alega en EL TIEMPO que hasta el momento no ha recibido información de desplazamientos al departamento del Vichada que hagan necesarios el establecimiento de comités para la atención de víctimas o que se haya evidenciado una situación humanitaria compleja.

¨Sin embargo -le dice Taraciuk al ministro- desde el mes de enero, como han informado en reiteradas ocasiones las agencias humanitarias en el país, más de 1.800 personas, incluyendo colombianos y venezolanos, se han desplazado en Puerto Carreño y otros municipios de Vichada, huyendo de los abusos de grupos armados en Venezuela. Como hemos documentado en nuestro informe, estas personas no cuentan con un acceso suficiente a alimentos, agua potable y servicios de salud, y muchos de ellos viven en albergues improvisados en las orillas del río Meta¨.

HRW también cuestiona que pese a que el gobierno dice haber activado un comité de justicia transicional para dar atención a las víctimas de desplazamiento forzado en el departamento de Arauca, ¨a la fecha, lamentablemente, la asistencia y protección a la población desplazada ha sido insuficiente y las autoridades aún no han evaluado el número total de personas confinadas en Arauca y sus necesidades. Debido a las deficientes condiciones en que se encontraban, algunas personas desplazadas han decidido regresar a sus comunidades a pesar de que allí enfrentan graves riesgos de seguridad¨.

En la carta la ONG le pide al Ministro adoptar de manera urgente medidas adecuadas para proteger a la población civil y asistir a las víctimas.

SERGIO GÓMEZ MASERI

Corresponsal de EL TIEMPO

Washington

En Twitter @sergom68



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.