Alexei Navalny, la figura de la oposición más prominente de Rusia, ha sido condenado a nueve años en una ‘colonia penal de régimen estricto’. Esto debido a un supuesto caso de fraude que sus seguidores y partidarios han calificado como “fabricado” por el régimen del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Alexey (también se escribe Alexei o Aleksei) fue detenido tras regresar a Rusia el 2021, luego de sobrevivir a un envenenamiento del que culpó al Kremlin (gobierno ruso).

Los fiscales del caso lo encontraron culpable de robar 4.7 millones de dólares, es decir, 15 billones de pesos colombianos, en donaciones entregadas a sus organizaciones como la fundación anticorrupción FBK. Cabe aclarar que las organizaciones ahora se encuentran prohibidas por el gobierno ruso.

Esta nueva sentencia reemplaza la anterior pena de cárcel y ahora Navalny tendrá que cumplir con siete años en una prisión máxima de seguridad, la cual es mucho más estricta que la cárcel de Pokrov de Moscú, donde ha pasado más de un año.

(Siga leyendo: ¿Cómo moriría un astronauta si se quitara el traje al estar en el espacio?).

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver el video aquí).

¿Quién es y qué ha hecho?

Navalny nació el 4 de junio de 1976 en Butyn, Moscú. Se graduó de Derecho en la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos en 1998. Por más de 10 años ha criticado la política de Putin, además ha destacado la corrupción del gobierno de su país.

En el 2008 fue su ascenso en la política rusa al denunciar en su blog la corrupción del Estado de Rusia. Para obtener esa información, Navalny se convirtió en accionista minoritario de las principales compañías petroleras, bancos y ministerios de ese país.

Además, ha participado en eventos ultranacionalistas. Pero los nacionalistas rusos desconfían de él por sus vínculos con Estados Unidos, ya que se ganó una beca en Yale en el 2010.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver el video aquí).

En el año 2013 fue encarcelado por malversación de fondos. En ese momento fue condenado a cinco años de prisión. Después de un tiempo se le permitió salir si participaba en las elecciones de la Alcaldía de Moscú; no ganó pero aún así sus resultados fueron un éxito, ya que Navalny no tenía acceso a la televisión y su campaña dependía del Internet y del boca a boca.

(No deje de leer:  El carro más largo del mundo: más de 30 metros, tiene piscina y trampolín).

Según el medio ‘AS’, su mayor sueño es enfrentarse a Putin en unas elecciones presidenciales. Aunque ya lo intentó en 2018, tuvo que retirar su candidatura debido a la acusación de malversación de fondos.

El opositor ruso siempre ha negado tales acusaciones y asegura que son represalias del Kremlin por sus críticas.

Ataques y envenenamiento

En el 2019, mientras cumplía una condena de 30 días bajo custodia policial, fue diagnosticado con dermatitis de contacto, la cual, según su médico, pudo ser ocasionada por algún agente tóxico.

En años anteriores ya había sido atacado dos veces con un tinte verde antiséptico que se llama ‘Zelyonka’, el cual le causó quemaduras químicas en un ojo.

En agosto del 2020, Navalny se encontraba viajando a Siberia cuando colapsó y fue llevado de emergencia a un hospital de Omsk, en el centro de Rusia.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver el video aquí).

El opositor ruso había sufrido un envenenamiento, el cual le produjo un estado de coma. Gracias a una organización humanitaria con sede en Alemania, lograron que Navlany fuera trasladado a ese país y pudieran tratarle.

(Le puede interesar: Las cirugías de las que se han arrepentido Bella Hadid y otras súper modelos).

Al hacerle exámenes se dieron cuenta que la sustancia que tenía en el cuerpo también había matado antes al exespía ruso Sergei Skipal y a su hija Yulia en Inglaterra, en el 2018.

El presidente de Rusia ha negado en repetidas ocasiones haberle envenenado, pero sí ha admitido que el gobierno lo vigila ya que creen que es un espía estadounidense.

Retorno a Rusia

En enero del 2021, Navlany anunció en sus redes sociales que regresaría a su país. Al momento de su llegada a Rusia fue detenido y llevado a prisión preventiva durante 30 días.

(Siga leyendo: ‘Miss Nobody’: revelan la identidad de niña hallada muerta hace 62 años).

En el juicio se le condenó a más de dos años y medio de prisión por violar los términos de libertad condicional en 2014 mientras estaba en Alemania. Aunque su abogado apeló el fallo, Navalny fue recluido en un centro de detención de Kolchugino, al este de Moscú, mientras era trasladado a una colonia penal.Este 22 de marzo de 2022 fue condenado a nueve años de prisión y será trasladado a una colonia penal del régimen estricto.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver el video aquí).

Más noticias

– Ella es Luiza Rozova, la supuesta hija ‘influencer’ de Vladimir Putin

– ¿El Óxigeno se podría acabar en la Tierra? Esto dicen algunos científicos

– Bad Bunny en ‘Safaera’ y los grandes escándalos de plagio en la música

– A qué huelen los famosos: estos son los perfumes que usan las celebridades

Tendencias EL TIEMPO





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.