Andrew Cunanan, el escort de lujo que mató a traición a Gianni Versace – EEUU – Internacional


El 15 de julio de 1997 el mundo perdió a uno de los diseñadores de moda más reconocidos de la época, Gianni Versace. El motivo del asesinato, hasta el día de hoy, es un misterio, aunque hay muchas teorías.

US Remote Software Jobs

Gianni Versace no era únicamente un ícono en la moda, sino también un personaje muy querido por celebridades tales como la Princesa Diana y el músico Elton John.

La muerte del italiano sorprendió al mundo entero y dejó muchos interrogantes, entre esos, dos muy importantes: el móvil de asesinato y quién lo perpetró.

El hombre detrás del asesinato

Se trata de Andrew Cunanan, quien nació el 31 de agosto de 1969 en San Diego, Estados Unidos, en una familia extremadamente religiosa. Tanto, que de joven decidió estudiar en una escuela para convertirse en obispo, la ‘Bishops School’, para después formarse en la Universidad de San Diego.

Sin embargo, no volvió a su casa como el obispo que sus padres esperaban. Llegó para notificarles a sus padres que se sentía atraído por otros hombres.

Debido a sus creencias religiosas, la familia no reaccionó de una buena manera ante la confesión y, según se ha reportado, incluso se generó una fuerte pelea que acabó con Cunanan empujando a su mamá contra la pared tan violentamente que le dislocó el hombro.

A partir de ese momento, la vida del joven cambió y se convirtió en alguien a quien sus padres no reconocerían.

(Le puede interesar: ‘Barbie y Ken’, la pareja sadomasoquista que violó al menos a 30 mujeres). 

Andrew Cunanan, escort y asesino

Cunanan se volvió adicto a varias drogas y, para poder pagar sus gustos, empezó a trabajar en la prostitución. Para ese momento, el joven tenía poco más de 20 años.

Con el tiempo, optó por trabajar con hombres importantes como Norman Blachford, un millonario estadounidense, quien además lo invitó a vivir en su mansión y él aceptó.

Sin embargo, el joven se enamoró de David Matchen, un arquitecto que también le pidió sus servicios y, sin dejar ni al uno ni al otro, mantuvo esas dos relaciones durante alrededor de un año. Lastimosamente, uno de ellos sería su primera víctima mortal.

(Le recomendamos: El odio y la pelea entre hermanos que dio origen a Adidas y Puma). 

Después de que Blachford se enterara de la relación de Cunanan con Matchen, decidió echarlo de su casa. Casi al mismo tiempo, el arquitecto viajó a reencontrarse con un viejo amor y Cunanan quedó completamente solo.

Pero no sería su último encuentro. El final de esta historia de amor, si así se le puede llamar, se daría en la casa que el joven pérfido, a los ojos de Andrew, compartía con su nueva pareja. La visita resultó en un asesinato doble.

Aparentemente, a la nueva pareja de Matchen lo mató a martillazos tras una discusión y a su expareja lo asesinó con una pistola que había encontrado en la misma casa tras tenerlo cautivo por dos días.

Cunanan se deshizo de los cuerpos y emprendió su huida, pero la Policía encontró un maletín perteneciente al hombre, lo cual lo señaló como el principal sospechoso por el asesinato de la pareja y comenzó su búsqueda.

Sin embargo, el hombre volvió a matar varias veces antes de que lo encontraran. Su siguiente víctima fue Lee Miglin, un magnate que también lo habría contratado anteriormente por sus servicios, a quien asesinó a puñaladas el 4 de mayo de ese mismo año.

Para ese momento y debido también a la relevancia de su última víctima, el hombre ya estaba llegando a la lista de los más buscados del FBI.

Sin éxito, la Policia continuó buscando a Cunanan mientras el cometía su cuarto asesinato: William Reese, un vigilante del Cementerio Nacional Finn’s Point, ubicado en Nueva Jersey.

Más rápido que lo que la Policía podía alcanzar, Cunanan se iba acercando a quien sería su última víctima: Gianni Versace.

El asesinato de Gianni Versace

Cunanan se había robado el auto de su última víctima para llegar hasta Miami, en donde se ocultó por alrededor de dos semanas.

No hay mucha información sobre qué sucedió durante ese tiempo, pero la próxima vez que se supo de Cunanan fue cuando, parado enfrente de la mansión de Versace, le apuntó a la cabeza y le disparó dos veces. Lo mató al instante.

A pesar de que Cunanan logró huir de la escena, las autoridades montaron un operativo para encontrarlo aún más grande que el que ya tenían. La foto del asesino estaba en los periódicos, la televisión y su descripción sonaba en la radio, era muy difícil que no fuera identificado.

Gianni Versace

El diseñador era una de las figuras más importantes de la moda.

Por esto no tardó mucho en llegar la información de en qué lugar había sido visto por última vez. El 23 de julio de 1997 las autoridades acorralaron la casa flotante en la que se encontraba.

Tras varias horas del operativo, el asesino tomó la decisión de no entregarse y se quitó la vida, dejando al mundo con cientos de incógnitas sobre el porqué del asesinato de Versace.

(Siga leyendo: El ingeniero que construyó una isla para independizarse de su país). 

Teorías del porqué

Entre algunas de las posibilidades que estudió posteriormente la Policía estaba el ajuste de cuentas por parte de la mafia italiana, pero esto jamás llegó a ser comprobado.

También se creyó que podría tratarse de un robo, pero concluyeron que esto no encajaba con el historial que llevaba Cunanan, por lo que incluso se llegó a sospechar que Versace y su pareja eran clientes del hombre y se trataba de algún tipo de venganza personal.

La realidad es que Cunanan se fue con las respuestas al porqué del asesinato de uno de los hombres más infuyentes en la moda hasta la actualidad.

También puede leer:

– El crimen que le puso fin a la vida del diseñador Gianni Versace

– Vida robada: la joven raptada por un hombre que fingió ser su papá y esposo

– El jardinero asesino que ‘sembraba’ a sus víctimas en materas

– El asesino de ‘hippies’ que usaba la identidad de sus víctimas para escapar

– ‘Me amarraban y torturaban’: sobreviviente de ‘terapia de conversión gay’

Tendencias EL TIEMPO 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.