España: cómo el rey Felipe busca separarse de Juan Carlos I – Europa – Internacional


Esta semana fue clave para la monarquía española, que corrió el velo que cubría algunos manejos financieros.

Rent Your Home

CodeCult Creative Business Agency

Por un lado, el Consejo de Ministros aprobó un decreto que establece que las cuentas de la Casa Real serán auditadas por el Tribunal de Cuentas, como todas las instituciones del Estado. Y, por otro, el rey Felipe VI dio a conocer su patrimonio, que asciende a 2,5 millones de euros.

(Le podría interesar: La biografía del rey Juan Carlos I que revela detalles de su vida actual)

“La Corona debe ganarse el respeto, el aprecio y la confianza” de los españoles, dijo en su discurso de proclamación el nuevo rey. Esta semana ha sido la más importante para alcanzar ese objetivo

Ambas acciones están encaminadas a abrir puertas hacia una transparencia de la Casa Real que la sociedad reclama tras los escándalos protagonizados por Juan Carlos I.

(Le podría interesar: Justicia británica prohíbe a Juan Carlos I recurrir a su fallo de inmunidad)

El rey emérito se exilió en Emiratos Árabes Unidos en 2020, luego de que se descubrieran movimientos opacos de cuentas en el extranjero. Aunque no fue sometido a la justicia por inmunidad o preclusión de términos, quedó establecido que sí había delinquido.

Con estas reformas, Felipe VI busca reestablecer la buena imagen de la monarquía.

Se trazó este propósito desde que subió al trono en junio de 2014, tras la abdicación de su padre, forzada por el descubrimiento de que había viajado a cazar elefantes con una amante, y por los malos pasos de su entonces yerno, Iñaki Urdangarin, que estuvo luego en prisión.

“La Corona debe ganarse el respeto, el aprecio y la confianza” de los españoles, dijo en su discurso de proclamación el nuevo rey. Esta semana ha sido la más importante para alcanzar ese objetivo.

Falta, sin embargo, abordar dos cuestiones fundamentales que aún reclama la sociedad: la discriminación para el acceso al trono, que da prevalencia a los hombres sobre las mujeres, y la inmunidad del rey.

Habría que reformar la Constitución para abolir la llamada ley sálica (que favorece al heredero varón) y para que la inmunidad solo cubra las actividades vinculadas con el ejercicio del cargo. Hasta ahora también incluye las privadas, razón por la que el rey emérito no fue juzgado por presunto enriquecimiento ilícito.

Juan Carlos I

Juan Calos I, emérito rey de España.

La fiscalización

La nueva medida también regula las contrataciones y establece que sus altos cargos deben publicar sus declaraciones de renta tanto en el momento de asumir su trabajo como al terminarlo.

El decreto del Gobierno permite que el Tribunal de Cuentas fiscalice las cuentas de la Casa del Rey. A diferencia de lo que sucede con el resto de informes que son remitidos al Congreso, la institución real recibirá el resultado de la auditoría y decidirá si lo hace público.

La nueva medida también regula las contrataciones y establece que sus altos cargos deben publicar sus declaraciones de renta tanto en el momento de asumir su trabajo como al terminarlo.

Por otra parte, señala que la página web de La Zarzuela debe publicar su presupuesto y un informe trimestral de su ejecución, los contratos que suscriba, los sueldos y retribuciones de los altos cargos, la memoria anual de las actividades y los regalos institucionales que se reciban.

Estos se deben incorporar al Patrimonio Nacional o ser donados a entidades sin ánimo de lucro.

Además, un Código de Conducta sienta las bases del comportamiento que debe seguir el personal de la Casa del Rey, con base en principios de honradez, ejemplaridad y austeridad.

El decreto también establece nuevas condiciones de contratación y ordena la publicación del procedimiento presupuestario y de contabilidad.

Muchas de estas medidas ya se habían comenzado a poner en práctica, debido a los esfuerzos de Felipe VI por ofrecer transparencia, pero, por primera vez, son de obligatorio cumplimiento. La Casa del Rey pasa a ser tratada como una institución más del Estado.

Participación del Gobierno

Corinna Larsen y Juan Carlos I

Corinna Larsen fue amante del rey de España Juan Carlos I entre el 2004 y el 2009, y por eso recibió un regalo de 65 millones de dólares.

La Zarzuela trabajó en conjunto con el Gobierno para llegar a este resultado. De hecho, en diciembre de 2020 el presidente Pedro Sánchez ya había adelantado la medida. “El rey quiere una monarquía constitucional adaptada a la España del siglo XXI”, dijo.

“Renovación, rendición de cuentas, ahí está trabajando Felipe VI. Vamos paso a paso”.
Hasta ahora el proceso se desarrollaba a media marcha, mientras se aclaraban las cuestiones legales de Juan Carlos I relacionadas con cuentas en el extranjero, donde depositó 65 millones de euros recibidos del rey de Arabia Saudita.

Esa suma fue pagada por su participación en la concesión de unas obras en el país árabe. Luego la transfirió a su examante, Corinna Larsen.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, fue el encargado de trabajar en el decreto. “La monarquía española da un paso adelante, avanza en transparencia y se homologa a otras Casas Reales”, aseguró.

El presupuesto del rey

El total asignado a Felipe VI para el sostenimiento de su familia y de la Casa del Rey es de 8.431.150 euros. Con ellos debe pagar al personal, los gastos de funcionamiento, de protocolo, entre otros

En un comunicado oficial, el rey Felipe VI dio a conocer el lunes su patrimonio: 2.573.392,80 euros (una vez deducidos los impuestos). De ellos, 2.267.942,80 corresponden a cuentas corrientes, de ahorro y participaciones en fondos. El resto, a objetos de arte, antigüedades y joyas.

La comunicación, publicada en la página web de la Casa del Rey, aclara que Felipe VI guiado por un “espíritu de servicio y compromiso cívico añade hoy a sus responsabilidades constitucionales su decisión personal de hacer público su patrimonio”.

La suma está conformada, sobre todo, por las retribuciones que ha recibido durante los últimos 25 años: desde 1998 como Príncipe de Asturias y desde 2014 como rey de España.

El sueldo que percibe actualmente es de 258.927 euros anuales brutos. Letizia, por su parte, recibe 142.402, mientras la reina Sofía cobra 116.525, según los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

El total asignado a Felipe VI para el sostenimiento de su familia y de la Casa del Rey es de 8.431.150 euros. Con ellos debe pagar al personal, los gastos de funcionamiento, de protocolo y de representación, los viajes, y el material necesario para los diferentes servicios.

Rey Felipe de España

El Rey Felipe de España durante una ceremonia en el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo.  (Archivo)

Otros monarcas en Europa

La diferencia del presupuesto de Felipe VI y sus pares europeos se debe a que es el único rey de monarquías de este continente que no posee propiedades

Dar a conocer los presupuestos no es una práctica común en las monarquías, aunque cada vez aportan mayor claridad por exigencia de las sociedades.

El patrimonio personal de Isabel II no se ha publicado oficialmente, pero el Sunday Times Rich List lo calculó en poco menos de 500 millones de euros (con todos los bienes inmuebles incluidos) en 2021. Su asignación para el año pasado fue de cerca de 100 millones.

Tampoco se conoce oficialmente el patrimonio del rey Felipe de Bélgica, aunque sí se sabe que la asignación anual ronda los 13 millones. Su padre, Alberto II, había explicado que su propio patrimonio en 2001 era de 12,5 millones de euros.

El del rey Guillermo de Orange, de Países Bajos, es otra incógnita. La revista Quote la calculó en 2021 en 1.200 millones de euros. Su asignación anual es 6,1 millones y destina la mayoría al pago de personal y materiales.

La diferencia del presupuesto de Felipe VI y sus pares europeos se debe a que es el único rey de monarquías de este continente que no posee propiedades. En España, los bienes de la Corona son de titularidad pública.

Además, ya renunció a la posible herencia que pudiera recibir de su padre, al enterarse de las polémicas sumas que había recibido.

Precisamente el debate que abrió Juan Carlos I, con su poco ejemplar actitud, es el que presiona a su hijo a abandonar poco a poco el secretismo que ha cubierto la monarquía española durante siglos.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal de EL TIEMPO
MADRID

Más noticias del mundo:

Biden y López Obrador tuvieron diálogo ‘constructivo’ sobre migración
‘Rusia no está en guerra con la Otán, pero esta sí parece estarlo’: Lavrov
Human Rights Watch: Jair Bolsonaro puede sabotear elecciones presidenciales



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *