JinnKid: estrella de TikTok acusada de espiar y asesinar a su esposa – EEUU – Internacional



Es bien sabido que no todo lo que se comparte en redes sociales es verdad. Las fotos y videos pueden elegirse, editarse y acomodarse para que se vean lo mejor posible y muestren una realidad que, muchas veces, solo deja entrever los momentos maravillosos.

En las relaciones sentimentales esto pasa más de lo que parece. Nadie quiere subir imágenes en las cuales discute con su pareja, por eso cuando estas llegan a su final, la mayoría de recuerdos se borran y los ‘follow’ mutuos dejan de existir.

Sin embargo, este no fue el caso de Ali Nassar Abulaban y Ana Abulaban, una pareja de creadores de contenido de Estados Unidos que se vio envuelta en un matrimonio que terminó con el presunto asesinato de ella por parte de él. Y es que, aún cuando hay un juicio en su contra, sus redes sociales siguen intactas acumulando millones de seguidores.

El principio del fin

Ali Nassar Abulaban era más conocido en TikTok e Instagram como ‘JinnKid’. En las publicaciones que realizaba recreaba escenas del videojuego ‘Skyrim’ en la vida real e imitaba al actor de cine Al Pacino en ‘Caracortada’ (1983). Sus videos eran muy populares, pues actualmente muchos de ellos tienen más de 17 millones de reproducciones.

Ana Abulaban, por su parte, también era una creadora de contenido en las mismas redes sociales. En estas compartía tiernos videos junto a Ali, quien era su esposo, y su pequeña hija de cinco años. Dentro de TikTok la pareja parecía vivir un idilio; siempre se veían felices uno con el otro.

(Lea además: Los crímenes ‘satánicos’ que inspiraron un personaje de ‘Stranger Things’). 

(¿Nos ve desde la app de EL TIEMPO? Vea el video aquí). 

En el último video que compartió Ana con él en su perfil, que data de abril de 2021, ambos bailaban al ritmo de ‘Lento’, de la cantante Julieta Venegas, y presumían lo “libre de drama” que estaba su relación.

Sin embargo, todo se tornó gris cuando la pareja estadounidense empezó a tener problemas que los llevaron a separarse y, posteriormente, a tramitar el divorcio.

(¿No ve desde la app de EL TIEMPO? Vea el video aquí).

¿De ‘tiktoker’ a asesino?

Verla besando a ‘Ray’ en mi sofá, con los pies sobre mi mesa. Mi dinero, mi apartamento, mi vida

Para el 28 de octubre de 2021, los noticieros informaron la fatídica noticia: se presumía que ‘JinnKid’ había asesinado a su exesposa y al hombre que estaba con ella, Rayburn Barron, disparándoles en repetidas ocasiones, mientras estos departían en su lujoso apartamento de San Diego, Estados Unidos.

El fiscal adjunto de distrito, Taran Brast, le dijo al medio ‘NBC’ que Ana le había pedido a su expareja que abandonara su apartamento el 18 de octubre de ese año. No obstante, tres días después, el hombre habría irrumpido en la vivienda, vandalizándola e instalando una aplicación en el iPad de su hija que le permitía monitorear la actividad en el apartamento.

(Lea además: El Exorcista: la historia del asesino real que actuó en la película).

¿No ve desde la app de EL TIEMPO? Vea la imagen aquí). 

Esa misma tarde, Ali escuchó la voz de un hombre que estaba con su esposa en ese lugar y, según afirma Brast, ingresó a la vivienda de nuevo con una llave que tenía escondida y le disparó a Rayburn Barron tres veces -en el cuello, en la mejilla y en la parte trasera de la cabeza-. Luego, procedió a dispararle a su exesposa en la frente.

La Fiscalía no ha esclarecido qué hizo el ‘influencer’ después de abandonar el edificio. Él aseguró en la corte que recogió a su pequeña de cinco años en el colegio, aunque el ente acusador presume que la menor se encontraba en el lugar de los hechos al momento del crimen.

(Lea además: Las mascotas amadas de los más crueles asesinos seriales).

La Policía fue llamada alrededor de las 3:10 p. m. del 21 de octubre y encontró a ambas víctimas muertas en el sofá en la sala de estar del piso 35, de acuerdo con un testimonio de la audiencia preliminar. Abulaban fue detenido horas más tarde ese día cerca del cruce de las autopistas 805 y 15 con su primogénita.

¿No ve desde la app de EL TIEMPO? Vea el video aquí).

Las redes sociales, TikTok, Instagram, YouTube, Facebook, lo que sea, crearon una realidad falsa

Luego de ser arrestado sin derecho a fianza y haber asistido a la lectura de cargos -en la cual se declaró inocente-, Ali Nassar Abulaban, de 29 años, se encuentra recluido en un centro penitenciario a la espera de juicio.

Amigos cercanos de Ana le dijeron a la Policía que esta no era la primera vez que Ali era violento con ella y que incluso intentaron conseguir una orden de restricción en su contra.

(Lea además: El ‘niño consentido’ que mató a sus padres y trató de brillar en ‘reality’).

El sargento del Departamento de Policía de San Diego, Christopher Leahy, testificó que se realizaron nueve llamadas previas provenientes del departamento de la pareja desde julio de 2021, pero Abulaban no fue arrestado en relación con ninguno de esos incidentes.

El pedregoso camino de la fama

Louis Marinari, primo de Ali, le contó a ‘NBC’ el comportamiento abusivo que tenía  su pariente con su esposa: “Quiso controlarla, pero no pudo tener el control porque ella tenía una vida social realmente grande”.

Además, aseguró que las redes sociales lo habían llevado a crear una doble vida para escapar de las inseguridades que lo rodeaban.

(Lea además: La ‘maldición del Che Guevara’: destino trágico de casi todos sus asesinos).

“Las redes sociales, TikTok, Instagram, YouTube, Facebook, lo que sea, crearon una realidad falsa para él, para escapar de sus inseguridades, para escapar de su depresión, para escapar de lo que sea que estaba pasando por su cabeza”, dijo Marinari en octubre de 2021.

También puede leer:

Extrañas muertes de millonarios que siguen siendo un misterio

La misteriosa tarotista asesina que convertía en té y jabón a su clientela

El violador y asesino serial que logró colarse en un ‘reality’ de citas

El ‘vampiro’ Peter Kürten: el asesino serial que bebía sangre humana

La leyenda de terror que nació con un hijo que asesinó a sus padres

Tendencias EL TIEMPO 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.