Kiev anuncia nueva ronda negociadora con Rusia en Turquía este lunes – Europa – Internacional


Las delegaciones de Rusia y Ucrania se reunirán en Turquía para una nueva ronda de negociaciones cara a cara, según anunció este domingo el gobierno turco.

Durante una conversación telefónica, “el presidente (turco, Recep Tayyip) Erdogan y el jefe de Estado ruso Putin acordaron celebrar la próxima ronda de negociaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana en Estambul”.

(Lea aquí: Otán y Biden: fortalezas y límites en su respuesta frente a Rusia)

Los dos jefes de Estado discutieron el proceso de negociación y Erdogan dijo a su homólogo ruso que Turquía estaba dispuesta a hacer “cualquier contribución necesaria” para establecer un alto el fuego en Ucrania y “mejorar la condición humanitaria en la región”.

Uno de los negociadores ucranianos, David Arakhamia, había anunciado que se celebraría una nueva ronda desde este lunes hasta el miércoles. Sin embargo, el negociador jefe de la parte rusa, Vladimir Medinsky, citado por las agencias rusas, había dicho que tendría lugar entre mañana y el miércoles.

Hasta el momento, las fechas no habían sido aclaradas, pero todo apunta a que el encuentro sí se va a producir entre ambas delegaciones.

El 10 de marzo ya se celebró en Turquía, en Antalya, una sesión de negociación ruso-ucraniana a nivel de ministros de Exteriores, sin que se produjera ningún avance concreto.

(Le puede interesar: Rusia es demasiado pequeña para ganar)

Desde entonces, las conversaciones han continuado por videoconferencia.

“El proceso de negociación es muy difícil”, dijo el jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, negado cualquier “consenso” con Moscú. Por su parte, Erdogan aseguró que Rusia y Ucrania estaban de acuerdo en cuatro de los seis puntos de la negociación, algo que Kuleba desmintió.

Antes del encuentro previsto para esta semana, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo ayer que su gobierno está “estudiando a fondo” la cuestión de la “neutralidad” de Ucrania demandada por Rusia, punto clave de las negociaciones de paz.

En una entrevista con varios medios independientes rusos, dijo que “estamos dispuestos a aceptarlo (…) está en discusión, se estudia a fondo”, aseguró.

Ucrania

Vehículo militar ruso en inmedicaciones de Kharkiv.

Foto:

EFE/EPA/Andrzej Lange

En los últimos días los temores de que el conflicto pudiera degradarse aumentaron, después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, de visita en Polonia, calificó a su par ruso, Vladimir Putin, de “carnicero” y afirmó que “no puede permanecer en el poder”.

Aunque la Casa Blanca matizó de inmediato sus palabras e insistió en que Washington no estaba buscando un cambio de régimen, el Kremlin reaccionó con dureza, afirmando que los ataques personales estaban “reduciendo la ventana de oportunidad” para las relaciones bilaterales, según su portavoz, Dmitri Peskov.

El improvisado comentario, que sembró preocupación en Washington y en el extranjero, pareció socavar los esfuerzos del propio Biden, de visita en Europa, para subrayar una unidad en apoyo de Kiev cuidadosamente orquestada.

El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió el domingo contra una “escalada en palabras o acciones” en Ucrania que dificulte poner fin a la guerra y más concretamente, sus esfuerzos en las conversaciones con Putin.

(En otras noticias: La diplomacia sigue siendo la única opción en Ucrania)

Pero ni la diplomacia intensa ni las sanciones cada vez mayores han persuadido a Putin de detener la guerra. El ejército ruso, que según los analistas occidentales parece empantanado en problemas tácticos, de comunicaciones y logísticos, sugirió el viernes que en adelante se centrará en la región oriental de Ucrania.

De hecho, las fuerzas ucranianas controlan la situación en la capital y la región de Kiev, pero creen que Rusia intentará romper de nuevo la resistencia después de reagruparse en territorio bielorruso, al tiempo que proseguirá su ofensiva en el sur y el este de Ucrania, especialmente en el Donbás.

El jefe de la inteligencia ucraniana, Kyrylo Budanov, cree que Putin podría estar considerando un escenario “coreano” para el país, buscando “imponer una línea de separación entre las regiones ocupadas y desocupadas de nuestro país”.

En la actualidad, Moscú mantiene el control de facto sobre las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk en la región oriental de Donbás del país.

Por su parte, el líder de la región separatista ucraniana de Lugansk dijo ayer que podría organizar un referéndum para dirimir si el territorio pasa a formar parte de Rusia, una medida inmediatamente criticada por Kiev como un intento de Moscú de socavar la soberanía y la integridad territorial del país.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con Efe y AFP

Más noticias



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.