Lindy Sue Biechler: resuelven crimen tras 46 años por taza de café – EEUU – Internacional



La justicia tardó pero llegó en el caso de una mujer de 19 años que fue brutalmente asesinada en Pensilvania. Durante casi cinco décadas, su historia fue una de tantas que quedan inconclusas, pero lo que se supo recientemente es una muestra de la persistencia de las autoridades que conservaron las evidencias y siguieron de cerca al sospechoso hasta identificarlo.

US Remote Software Jobs

(Le puede interesar: Papá mató a su hija tras atropellarla dos veces frente a su casa)

“Este arresto marca el comienzo del proceso penal en el caso de homicidio sin resolver más antiguo del condado de Lancaster, y esperamos que brinde cierta sensación de alivio a los seres queridos de la víctima y a los miembros de la comunidad que durante los últimos 46 años no tuvieron respuestas”, expresó Heather Adams, fiscal de distrito, en una conferencia de prensa.

El 5 de diciembre de 1975, parecía ser un día normal en la vida de Lindy Sue Biechler, quien acudió a su trabajo en una floristería y al salir completó varios pendientes: pasó a la oficina de su esposo por un cheque, lo cobró y después compró víveres en el supermercado. El trágico asesinato ocurrió cuando llegó a casa y fue atacada mientras guardaba las compras, entre las 18:30 y las 19:00 horas. De acuerdo con las autoridades, un hombre ingresó a la casa entre esas horas con la intención de agredirla sexualmente y la apuñaló en 19 ocasiones.

(Lea también: Mujer intentó mandar matar a compañera que también se acostaba con su jefe)

En una imagen terrible para sus tíos, Lindy fue hallada alrededor de las 20:42 con un cuchillo clavado en el cuello. La hipótesis de un intruso en la casa fue desechada en su momento porque no encontraron evidencias de una cerradura forzada, en cambio, los familiares recordaron que ella manifestó sentirse observada y perseguida semanas antes de este desenlace.

Había muy pocas personas que vivían en Lancaster en el momento del crimen que tenían la edad y el género correctos y tenían un árbol genealógico consistente

Pese a que no obtuvieron grandes pistas en el lugar de los hechos, las autoridades dedujeron por una huella que el asesino era un hombre y recopilaron muestras de ADN. En 1997, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Lancaster finalmente obtuvo el perfil de un sujeto que no fue identificado porque no tenía antecedentes policiales. Durante años entrevistaron a cientos de personas y siguieron decenas de pistas sin éxito para hallar al culpable.

En 2020, la Unidad de Casos Abiertos del Fiscal de Distrito del Condado de Lancaster hizo uso de la última tecnología en reconocimiento de ADN y fue en ese momento que el hoy detenido David Sinopoli entró en la lista de sospechosos. Una experta en genealogía genética, Cece Moore, descubrió que el sujeto en cuestión tenía ascendencia italiana y eso permitió cerrar el perímetro de búsqueda.

(Le recomendamos leer: Colombiano habría muerto durante combate en guerra en Ucrania)

Sinopoli, quien había vivido en el mismo edificio que Lindy Sue Biechler, se volvió el principal objetivo: “Había muy pocas personas que vivían en Lancaster en el momento del crimen que tenían la edad y el género correctos y tenían un árbol genealógico consistente con estos orígenes, por lo que esto me permitió priorizar candidatos cuya descendencia se determinó que era exclusivamente de familias con orígenes en Gasperina”, explicó Moore.

Con esa información y un par de retratos que actualizaban el aspecto de David Sinopoli, quien no había dejado de vivir en Lancaster tras el asesinato, las autoridades lo siguieron hasta el aeropuerto con la misión de obtener una muestra de ADN para compararla con la evidencia hallada en la escena del crimen.

Una taza de café que desechó en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia en febrero permitió la identificación del homicida de la joven estadounidense.

(Además: Boris Johnson se despide desafiante del poder: ‘Hasta la vista, baby’)

“Lindy Sue Biechler estuvo en la mente de muchos a lo largo de los años. Ciertamente, la Policía nunca se olvidó de Lindy Sue”, dijo la fiscal.

También le puede interesar:

– Uvalde: ‘Era un cobarde’, dice la madre de Salvador Ramos sobre su hijo

– Venezuela: así caen los salarios por la inflación pese a remuneración en dólares

– Trasladan de cárcel a mujer transgénero que embarazó dos reclusas

LA NACION (Argentina) / GDA



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.