Moscú promete desescalada en Kiev, pero Occidente pide no bajar la guardia – Europa – Internacional


El Gobierno ruso se comprometió este martes a una desescalada en torno a Kiev y otra ciudad del país, luego de ver señales “positivas” en la última ronda de diálogos con Ucrania. Sin embargo, las potencias occidentales recibieron con cautela y escepticismo el anuncio de Rusia.

(Le puede interesar: Vladimir Putin no quiere recrear la Unión Soviética, según su biógrafo)

Las declaraciones se conocieron tras una reunión de los negociadores en Estambul, con el fin de buscar una salida a un conflicto que se inició con la invasión rusa el 24 de febrero y ha dejado miles de muertos y millones de desplazados.

El ministro ruso de Defensa, Alexander Fomin, afirmó en Moscú que “las negociaciones sobre un acuerdo de neutralidad y el estatuto no nuclear de Ucrania entran en una dimensión práctica” y que Rusia decidió reducir de manera “radical” su actividad militar en torno a Kiev, la capital del país, y Chernígov (norte).

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, afirmó que vio señales “positivas” en los diálogos, pero aseguró que su país no reducirá sus “esfuerzos de defensa” ante la invasión rusa.

(Lea aquí: EE. UU. dice que Rusia reposiciona fuerzas alrededor de Kiev sin retirada)

Tras la ronda de diálogos este martes en Turquía, ahora se espera un nuevo encuentro entre cancilleres y una eventual reunión entre los presidentes de Rusia y Ucrania.Los anuncios rusos fueron recibidos con escepticismo y recelo por las potencias occidentales.

Defensa ucraniana

Soldados ucranianos en Kharkiv. (Imagen de archivo)

Foto:

EFE/EPA/ANDRZEJ LANGE

En una conversación telefónica, los jefes de Estado o de gobierno del Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania e Italia urgieron a sus aliados a no bajar la guardia.

Boris Johnson (Reino Unido), Joe Biden (EE. UU.), Emmanuel Macron (Francia), Olaf Scholz (Alemania) y Mario Draghi (Italia) “afirmaron su determinación de continuar elevando los costos para Rusia por sus brutales ataques en Ucrania, así como de continuar brindando a Ucrania asistencia en materia de seguridad para defenderse”, indicó un comunicado conjunto de esos países.

“Veremos si (los rusos) cumplen”, declaró Biden a periodistas.

El Pentágono indicó que algunos contingentes rusos “parecen estar alejándose de Kiev”, sin que eso pueda llamarse “un retroceso o una retirada”.

Las bolsas se mostraron menos escépticas y operaron con importantes ganancias.

(En otras noticias: En Ucrania, los animales también toman el camino del éxodo)

En el terreno, lo cierto es que muchas regiones siguieron siendo teatro de bombardeos y combates. El Gobierno anunció este martes que siete personas murieron por un bombardeo ruso contra un edificio del gobierno regional en Mikolaiv, una ciudad portuaria del sur.

Entre tanto, las fuerzas ucranianas contraatacaron este martes en el norte y luchan por mantener el control de la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur.

Las fuerzas rusas rodearon esa ciudad y la bombardean de manera constante e indiscriminada, dejando atrapadas a unas 160.000 personas con escasa comida, agua y medicinas.

El presidente ruso, Vladimir Putin, subordinó la “solución” de la situación humanitaria en Mariúpol al desarme de los grupos “nacionalistas” ucranianos, durante una conversación telefónica con su par francés, Emmanuel Macron, informó el Kremlin.

Finalmente, durante la jornada de este martes Rusia y los países occidentales se culparon mutuamente en el Consejo de Seguridad de la ONU del alza mundial de los precios alimentarios globales, que anuncia escenarios de penuria y hambre para muchas partes del mundo, en especial a países enfrascados en largas crisis.

La sesión se convirtió en un nuevo recordatorio de la necesidad de que, pese a los combates, se garanticen la protección de civiles y los corredores de evacuación.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con AFP y Efe

Más noticias



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.