SR. Cruel: esto se conoce del pedófilo cuya identidad es un misterio – Más Regiones – Internacional



Más de 30 años después de la desaparición de tres menores de edad, el presunto secuestrador y violador no ha sido encontrado. De hecho, ni siquiera se tiene una descripción física sobre quién podría ser.

Según lo que comentó la Policía en su momento, se cree que se trata de un hombre sumamente inteligente y que, posiblemente, continúe vivo actualmente.

Sus crímenes tuvieron lugar entre finales de los años 80 y comienzos de los 90 en Melbourne, Australia.

¿Qué ocurrió?

Tres crímenes se asocian con el nombre del ‘Sr. Cruel’, como comenzó a llamarlo la prensa debido a la ausencia de una identidad real.

La manera de conectarlos no fue debido solamente a que el ‘modus operandi’ era muy similar, sino porque la descripción que dieron las víctimas también era idéntica.

Los rasgos del hombre eran imposibles de reconocer porque siempre llevaba un pasamontañas negro que además estaba cocido en la parte de los ojos y la boca, pero eso fue justamente lo que permitió que se conectaran los casos.

El primero ocurrió en 1988, en Ringwood, un suburbio de Melbourne, durante la madrugada del 27 de diciembre. Un hombre armado con un cuchillo y una pequeña pistola entró a la casa de la familia Wills, ató de manos y pies a John y Jullie -los padres de cuatro hijas- mientras recorría la casa.

Del lugar se llevó un poco de dinero, pero también secuestró a Sharon Wills -quien en el momento tenía 10 años- y exigió una recompensa para devolverla a casa de sus padres.

La niña apareció con vida 18 horas después en un terreno cercano a la Escuela Secundaria Bayswater.

El segundo caso ocurrió un poco más de un año después, en julio de 1990 en Canterbury, donde, similar a lo que había hecho antes, un hombre armado entró a una casa familiar en horas de la mañana y secuestró a Nicola Lynas, una menor que en ese momento tenía 13 años. 50 horas después, Nicola fue liberada en un suburbio cercano a donde fue secuestrada.

El tercer caso que se asocia al hombre, aunque la Policía en un momento dudó de si realmente está conectado, se trata del secuestro y asesinato de Karmien Chan, de 13 años.

En 1991, la chica se encontraba en su casa en Templestowe cuidando a sus dos hermanas menores cuando un hombre llegó, también con un cuchillo, y obligó a dos de las niñas a esconderse en el armario mientras se llevaba a Karmien.

A diferencia de las otras víctimas que volvieron con vida a sus casas, el cuerpo de la menor fue encontrado al año siguiente con tres disparos en su cabeza.

(Le puede interesar: ‘Me amarraban y torturaban’: sobreviviente de ‘terapia de conversión gay’). 

¿Qué pasaba mientras las menores estaban secuestradas?

Según lo que en su momento testificaron las menores, el hombre las llevaba a otra casa donde abusó de ellas sexualmente en repetidas ocasiones, durante las horas que estuvieron allí.

Además, después de los abusos, las hacía bañarse y limpiarse meticulosamente, probablemente para borrar los rastros de su ADN.

También es probable que el ‘Sr. Cruel’ grabara a sus víctimas mientras abusaba de ellas, pues Wills alcanzó a quitarse la venda en un momento que él la dejó sola en el cuarto y se dio cuenta que había una cámara.

Ambas recuerdan haber sido encadenadas del cuello a la cama y, además, una de las víctimas dijo que podía escuchar aviones que pasaban cerca, por lo que en algún momento las autoridades enfocaron la búsqueda en los vecindarios que rodeaban el aeropuerto sin llegar a ninguna conclusión.

(Le recomendamos: El asesino de ‘hippies’ que usaba la identidad de sus víctimas para escapar). 

Investigación sin resultados

Hasta el momento aún se ofrece una recompensa por información sobre quién podría ser el ‘Sr. Cruel’. La investigación de la policía los ha llevado a revisar más de 30 mil casas en Australia y a realizar alrededor de 27 mil entrevistas a posibles sospechosos.

Durante algún momento de la investigación, la Policía pudo llegar a una lista de siete personas. Sin embargo, sus nombres o el por qué fueron ubicados como posibles sospechosos jamás fue revelado al público.

Sin embargo, en el 2016, el diario local ‘Herald Sun’ reveló algunos de los perfiles -no sus nombres, a petición de los investigadores- que hacían parte de la lista de posibles pedófilos.

El principal sospechoso fue un profesor de la Universidad de Melbourne que vivía muy cerca de donde se dieron los ataques y durante los años 70 fue sentenciado a prisión por 10 años, ante los delitos de abuso, acoso y ataques con arma blanca a mujeres jóvenes.

(Siga leyendo: El reconocido e infame presentador de TV que violó a más de 500 niños). 

La nueva teoría tras años de silencio

Treinta años después de que el ‘Sr. Cruel’ fuera uno de los mayores miedos de las familias australianas, una teoría realizada por un nuevo grupo de investigadores que entraron al caso ha salido a la luz.

La Policía propone que el hombre puede haber pertenecido a la compañía de electricidad de la ciudad.

La investigación llegó a esta conclusión debido a que los lugares en los que fueron liberadas las niñas estaban en relativa cercanía con plantas de la compañía de electricidad, por lo que la conexión fue realizada. A pesar de ello, el expediente sigue abierto y, probablemente, el sujeto mantenga una vida normal.

También puede leer:

– Las mascotas amadas de los más crueles asesinos seriales

– Revelan las conversaciones en ‘dark web’ de supuesto secuestrador de niña

 El ‘carnicero de Rostov’: el caníbal y asesino serial más sádico de la URSS

– En fotos: dentro de la casa de uno de los asesinos seriales más temidos

Tendencias EL TIEMPO





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.