Millonarios sufrió una derrota de esas inexplicables, en la que hizo todo, al menos en el primer tiempo, para haber ganado. Luego bajó el ritmo, se sintió cómodo y Pereira lo aprovechó para derrotarlo 1-0 y quitarle la opción de terminar la fecha 16 como líder de la Liga. 

En el primer tiempo, Alberto Gamero, con la tranquilidad de ya tener asegurada la clasificación, empezó a rotar jugadores y guardó a varios de los titulares (Andrés Llinás, Larry Vásquez, Mackalister Silva y Daniel Ruiz arrancaron el partido en el banco de suplentes).

(Lea también: Freddy Rincón: revelan su nexo con las mujeres involucradas en el accidente)

A pesar de ello, la pelota, el dominio y las opciones fueron del visitante, aunque casi todas, con la misma fórmula, rematar desde afuera del área tratando de sorprender al portero Harlem Castillo, quien tiene buenas condiciones pero aún debe corregir un defecto, que es dar rebotes peligrosos. Sin embargo, el arquero del Pereira no dio muchas opciones.

Millonarios perdió una pieza clave

Millos tuvo la mala fortuna de perder a uno de los titulares que salieron al campo, Stiven Vega, por lesión, lo que obligó a mandar a Vásquez a la cancha y a recomponer la alineación.

Otra cosa fue el segundo tiempo, en el que Millos mantuvo el dominio, pero ya no tuvo ni la claridad ni la actitud de la primera etapa. Ricardo Márquez, quien recibió nuevamente la oportunidad de ser titular en los azules (que jugaron de gris en Pereira), se salvó de la tarjeta roja al darle un codazo a Carlos Ramírez, que ni el juez Jorge Duarte ni los del VAR consideraron que fuera falta para expulsión.

Con los titulares, Millonarios se vino abajo

Inmediatamente, Gamero decidió mandar al campo a la base titular, conformada por Silva, Ruiz y Diego Herazo. Pero, curiosamente, los cambios le sentaron muy mal a Millonarios, que empezó a dejar espacios que Pereira aprovechó cada vez mejor.

(Además: Freddy Rincón: la discoteca en la que habría estado antes del accidente)

A los 35 de la segunda etapa, los locales, que no habían generado mayor cosa en todo el partido, encontraron el tanto de la victoria luego de un grave error de Bertel, que luchó una pelota en la banda y en su intento por rechazarla, la tiró al corazón del área. De allí la recogió Brayan León Muñiz, quien entró en la segunda etapa, para dársela a un exjugador de Millos, Santiago Montoya, quien enganchó en el área antes de sacar un derechazo y vencer al portero Álvaro Montero.

En los últimos minutos, Pereira estuvo mucho más cerca del segundo gol que Millonarios del empate y Montero tuvo que trabajar todo lo que no había hecho en la primera etapa. Y al final, los visitantes salieron a la desesperada, a tirar pelotazos al área sin destino y sin ideas. De más a menos, Millonarios acabó hundiéndose en una derrota impensada. 

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
@josasc 



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.