Consecuencias que elecciones no tenga auditoría Internacional. Análisis – Actualidad Electoral – Elecciones 2022



La decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) que las elecciones presidenciales del próximo 29 de mayo carezcan de una compañía contratada para realizar la auditoría internacional llega en un momento en que todas las fuerzas políticas han vulnerado la confianza en el proceso.

Rent Your Home

CodeCult Creative Business Agency

En el ambiente gravita la sensación de que el CNE, presidido por César Abreo Méndez, no realizó a tiempo la gestión por falta de voluntad del Estado en la entrega de los recursos para concretar la contratación de una entidad internacional que observara el proceso y dieran un parte de tranquilidad.

Un hecho al que le salió al paso el presidente Iván Duque quien, desde Suiza, en donde se encuentra, insistió: “Hacemos un llamado a las autoridades electorales para que los recursos ya asignados para auditoría se destinen en su contratación”.

De cualquier manera, el vacío de una auditoria internacional aumenta la desconfianza en una semana en la que todos los actores políticos, de todas las vertientes ideológicas, han minado la confianza como en pocas ocasiones se recuerde. Esto, precisamente, cuando las elecciones ya empezaron por las votaciones en el exterior.

El candidato Gustavo Petro, quien tiene la mayor intención de voto de los ciudadanos en todas las encuestas, de manera inquietante anunció ante miles de sus seguidores -en tres escenarios distintos: Barranquilla, Zipaquirá y Bogotá- que este martes iba a haber un “golpe”.

¿Cómo puede un líder que tiene tan altas opciones de convertirse en jefe del Estado de exacerbar así los ánimos de las multitudes? Él mismo, en el debate de la alianza digital de EL TIEMPO y la revisa Semana contó que su versión era producto de un comentario de una persona ajena a su campaña.

Pero si por estos lados llueve, por los otros no escampa. El expresidente Andrés Pastrana, quien ocupó las más altas dignidades del Estado, publicó una carta abierta dirigida al presidente Iván Duque, en la noche del domingo en la que sencillamente le dice que el “golpe de Estado” ya se dio.

La expresión, según él, la explica por las supuestas irregularidades en las pasadas elecciones del 13 de marzo.

“La repentina aparición de un millón o más de votos fantasmas que favorecen en abrumadora mayoría a un solo grupo, el llamado Pacto Histórico”, señala la carta de Pastrana en donde también afirma que estas ocurrieron a “espaldas del país” y “en ‘tiempo récord” la misma noche de la votación”.

De acuerdo con el expresidente, “el silencio ha sido cómplice de lo que a todas luces es un fraude sin antecedentes” en Colombia y por eso pide que se someta a análisis forense tanto el software como los resultados de las elecciones legislativas.
Pastrana concluye su misiva con semejante conclusión: “El golpe de estado está dado, señor presidente. Por el bien de Colombia, deshágalo”.

Desde el Congreso han surgido voces que invitan a la desazón. “Ay dios. Líbranos de irregularidades, de softwares maliciosos o de ciberataques que siembren el caos en el país con el fin de alterar o negar la decisión mayoritaria que tomen los colombianos. Dios se apiade de Colombia”, clamó el senador Rodrigo Lara.

Pero ¿cómo explican los candidatos que se haya llegado a semejante punto de desconfianza?

Petro precisó, en el debate realizado en las instalaciones de este diario, que ya venían con “dos meses de ambientación por parte del presidente del Congreso de la República, miembro de la bancada del gobierno actual, anunciando la necesidad de suspender al registrador nacional que actualmente dirige el proceso electoral”.

Por su parte, Fajardo dijo que ese llamado de Petro “en medio de una manifestación a anunciar que había un golpe de Estado es otra cortina de humo para llamar la atención y desvirtuar lo que debemos hacer, que es convencer a las personas de que nos apoyen”.

No obstante, reconoció que desconfía del registrador nacional por “su comportamiento” y “por lo que pasó en las elecciones del 13 de marzo”. Agregó: “Es lo que este gobierno representa, una desinstitucionalización donde cada día aumenta la desconfianza en las instituciones. El presidente eliminó la ley de garantías. Han pasado muchas cosas extrañas y tengo una desconfianza profunda”, añadió Fajardo.

Gutiérrez, por su parte, aseguró: “Lo que dijo Petro es otro distractor más de los que él está acostumbrado a dar en el país. Aquí yo no veo que se vaya a aplazar ninguna jornada electoral”.

Y exigió: “Eso sí, lo que necesitamos todos los candidatos y todo el país es que se nos den garantías, unas elecciones justas y marcadas por la legalidad. Hay muchas cosas que no se han aclarado, desde el debate y todo lo que ocurrió en la jornada legislativa en donde hubo fraude a favor del Pacto Histórico”.

Petro concluyó sobre este tema: “La situación es más grave de lo que aquí se pretende ocultar, un general intervino en política contra mí y dejaron a medio país en las manos del ‘clan del Golfo’ sin omisión y sin actuar, para que el temor pudiera cundir en el electorado colombiano”.

Y ahora se produce la decisión del CNE. Lo que debe ocurrir ahora es que los ciudadanos de manera serena concurran a las urnas y que la Registraduría entregue los resultados en el tiempo necesario y que cada uno de los participantes los acepte. Está en juego nuestra democracia.

POLÍTICA



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *