Embajador Luis Gilberto Murillo, perfil del nuevo embajador en EE.UU. – Gobierno – Política


Luis Gilberto Murillo nació en San Juan, un pueblo cercano al municipio de Andagoya en el olvidado departamento del Chocó. Sin embargo, dice, el esfuerzo todo lo puede y hoy es un respetado líder que habla varios idiomas, experto en medioambiente y desde este mes de agosto el primer embajador afro ante la Casa Blanca. 

Asumirá después de renunciar a la nacionalidad estadounidense, un requisito esencial para representar al país, y con la experiencia de haber sido gobernador del Chocó en el 2012 y ministro de Ambiente en el segundo mandato de Juan Manuel Santos.

Los líderes nacionales que lo conocen hablan de su enorme capacidad de trabajo, la sencillez para asumir enormes retos y su don de gentes.

Estos fueron algunos de los valores que vio en él Sergio Fajardo quien lo nombró como su fórmula vicepresidencial. 

Tras la derrota en la primera vuelta fue uno de los primeros en adherirse al movimiento del Pacto Histórico porque consideraba que Petro era la mejor alternativa para el momento que vive el país.

Además de Santos, trabajó de cerca con Germán Vargas Lleras.

“Renuncié a Cambio Radical cuando se dio en el 2017 la crisis de gobierno, por algunas diferencias en torno a la legislación relacionada con el acuerdo de paz. Ahí renuncié al Ministerio y al partido. Pero el presidente Santos me pidió que siguiera a título personal, que no era necesario renunciar ni al Ministerio ni al partido. Entonces seguí en el gobierno, más a título personal”, le contó en una entrevista a la periodista María Isabel Rueda.

En esta conversación, para EL TIEMPO, la periodista le dijo: ¿Para algunos, una traición?

“No, de ninguna manera. Tengo una relación cordial con Germán Vargas. Simplemente fue público que, si había algunas diferencias, pues lo más correcto era apartarse del partido, ¿no?”, respondió.

“Después del ministerio salí al exterior, más en actividades académicas en la Universidad American en Washington y después en el MIT. Y fundamos en el 2019 el partido Colombia Renaciente, que se origina en comunidades afrocolombianas; y aunque no estaba activo en su militancia, sí les aporté un poco en la definición de la plataforma política, hasta que me invitaron a ser precandidato en la Coalición Centro Esperanza”.

De esta vía se retiró aunque luego regresó por la puerta grande, de la mano de Fajardo.

El país puso, entonces, de nuevo los ojos sobre Murillo y de su familia. “En Colombia dicen que detrás de cada hombre hay una mujer; ella se pone muy molesta y siempre dice que no se está ni delante, ni detrás, sino de lado. Y, obviamente, entiende que sí es mejor dar la batalla en Colombia que darla en Rusia…”, en referencia a la nacionalidad de su señora.

Tiene tres hijos. “De 20, 28 y 30. Todos empezaron estudiando en el Chocó, pero los dos menores ya están más en el extranjero, en el área de Washington, aunque muy conectados con Colombia”, cuenta.

Para él, Estados Unidos ha sido fundamental en su vida. En el 2000, por ejemplo, cuando fue víctima de un secuestro extorsivo por parte de los paramilitares que lo forzó a abandonar Colombia, este país lo acogió. 

Bosques de paz 6

Luis Gilberto Murillo fue ministro de Juan Manuel Santos.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Allí trabajó como investigador asociado en el Centro de Estudios para América Latina (Clals) de la American University en Washington; y consultor en manejo de recursos naturales, equidad e inclusión de la Food Agricultural Organization (FAO) de la Naciones Unidas.

En 2020 fue el primer colombiano en integrar el equipo de la Iniciativa de Soluciones Ambientales del programa Martin Luther King, en la  universidad Massachusetts Institute of Technology, uno de los temas que más defiende.

Así, por ejemplo, lideró la creación de un sistema de pago por servicios ambientales a las comunidades rurales, para incentivar la protección de los ecosistemas de selva, humedales y páramo (páramo de alta montaña) y presidió el Foro Ministerial Ambiental de América Latina y el Caribe que condujo a la acuerdo sobre una agenda ambiental regional propuesta en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente de 2017.

Este temas está en la agenda de los presidentes Gustavo Petro y Joe Biden por lo que se espera que su gestión en Washington logre consensos entre ambos países para tener políticas medioambientales conjuntas.

Aquí, entre tanto, seguirán trabajando los miembros de su partido, Colombia Renaciente, colectividad que hoy celebra la designación. 

Como él lo recuerda, Colombia Renaciente es un partido Político de base Afrodescendiente, fundado para representar los intereses de los colombianos pertenecientes a las comunidades étnicas, la niñez, la juventud y la familia. Orientado a la formulación de políticas públicas con enfoque diferencial, con impacto en el bienestar colectivo, fieles a nuestra filosofía Ubuntu: “Soy porque somos”

POLÍTICA



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.