La Corte Internacional de La Haya leyó este jueves el fallo en el caso por las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe, el cual está relacionado con el litigio de Colombia con Nicaragua por derechos económicos en parte de la zona limítrofe.

(Lea: Estas son las claves del fallo que se viene en la Corte de La Haya)

En este sentido, consideró que Colombia violó “la soberanía y la jurisdicción” de Nicaragua en su propia Zona Económica Exclusiva (ZEE) al autorizar actividades de pesca en aguas nicaragüenses, y ordenó a Bogotá “cesar de forma inmediata” su conducta.

Para el profesor Rene Fernando Urueña, abogado de la Universidad de los Andes y doctor en leyes de la Universidad de Helsinki, el fallo de la Corte Internacional de Justicia es positivo para Colombia. 

“Globalmente se logró que la Corte reconociera que Colombia no representa una amenaza en términos de uso de la fuerza o una amenaza militar, y otra parte es que se logró que Nicaragua tuviese que cambiar su definición de sus propias aguas territoriales en un decreto que ellos hicieron”, aseguró. 

El hecho de declarar responsable internacionalmente a Colombia es negativo y siempre lo será

Y agregó: “El hecho de declarar responsable internacionalmente a Colombia es negativo y siempre lo será. Pero sabiendo nosotros los antecedentes de este caso y conociendo las pretensiones de Nicaragua debe decirse que la estrategia colombiana fue exitosa”.

Urueña también explicó que algunos cambios del fallo tienen que ver con la redefinición que tendrá que hacer Nicaragua de su mar territorial y el reconocimiento de los derechos ancestrales de pesca y navegación de los raizales.

Sobre los decretos de zona contigua de cada país, Urueña expresó que con respecto al decreto de Nicaragua “en la contrademanda de Colombia a Nicaragua puso sobre la mesa ese decreto y logró que la Corte le dijera a Nicaragua: ‘usted no puede hacer eso. Ese decreto viola el derecho internacional'”. E igualmente, el organismo señala a Colombia que su decreto tampoco sirve y que debe cambiarlo de la manera que el país crea conveniente, explica el analista.

(En contexto: Corte dice que Colombia violó derechos de Nicaragua; pide acuerdo bilateral)

marta lucia haya

Marta Lucía Ramírez con el equipo de defensa colombiano en La Haya

Foto:

Prensa Cancillería

Para Ricardo Abello, magister en derecho internacional y relaciones internacionales, el fallo no representa una pérdida para ninguno de los dos países. “No iba a haber un ganador y un perdedor sino simplemente Nicaragua iba a ganar unos puntos y Colombia iba a ganar otros”, dijo.

Aunque la reacción es dura contra Colombia el resultado en sí mismo está bien

“Los puntos contrarios a Colombia fueron pocos comparados con lo que se podría haber pensado, por ejemplo, se habla de que hay un incumplimiento por parte de Colombia que debe cesar ciertas actividades como interferir en actividades de pesca o protección del medio ambiente y Nicaragua había pedido una indemnización y más de 50 millones de pesos y finalmente la Corte toma la decisión con base en unos pocos incidentes, dejando la gran mayoría por fuera y que no haya lugar a ninguna indemnización de ningún tipo”, explica el experto.

Y agrega: “Aunque la reacción es dura contra Colombia el resultado en sí mismo está bien”. Respecto al decreto de zona contigua, Abello resalta que la Corte reconoce la coexistencia de derechos entre Zona Económica Exclusiva nicaragüense y la zona contigua. “Simplemente que con relación a lo que tiene que ver con pesca y con medio ambiente marino, no le corresponde a Colombia intervenir en esa zona, pero en zona contigua sí los puede ejercer”, asegura.

Finalmente, Abello también rescata que, con relación al decreto nicaraguense que establecía las líneas de base, la Corte le dice a Nicaragua que es totalmente contrario al derecho internacional dicho decreto, “en consecuencia ese es un gran triunfo de Colombia en este caso”, afirmó.

El experto lamentó que la Corte no haya reconocido los derechos de las comunidades raizales. Sin embargo, “la Corte no niega la existencia de ese derecho y por eso invita a las partes de que en caso de que sea necesario, que haya unos acuerdos bilaterales entre los países respecto a estas actividades”, explicó Abello.

Por otro lado, la doctora en relaciones internacional, Silvia Mantilla, aseguró que “el balance es mayoritariamente negativo para Colombia y reitera la pérdida de derechos de soberanía sobre el Mar Caribe en disputa”.

“Determina que, al interferir con las actividades pesqueras, de investigación científica y operaciones navales de las embarcaciones nicaragüenses en su zona económica exclusiva, Colombia ha violado los derechos soberanos y la jurisdicción de Nicaragua en esta zona marítima”, explica Mantilla sobre algunos de los puntos del fallo.

También agregó: “determina que Colombia debe, por propia elección, poner en conformidad con el derecho internacional consuetudinario las disposiciones del Decreto anterior en lo que refiere al derecho marítimo, áreas declaradas por la Corte en el 2012 como pertenecientes a Nicaragua”.

Respaldo a la posición del Gobierno Nacional

Sobre el fallo emitido por la Corte de La Haya, Confecámaras emitió un comunicado en el que confirma su respaldo a la posición del Gobierno y el Presidente Iván Duque. 

“En este sentido, la posición del Gobierno Nacional de ratificar el mandato constitucional de defender la soberanía, la integridad de las islas y los derechos de nuestra Nación y continuar en la tarea superior de evitar que Nicaragua limite o pretenda limitar los derechos de Colombia”, puntualiza.

Confecámaras señala que atiende el llamado del primer mandatario para la unificación en la defensa de la integridad nacional, y destacó que se debe mantener la unificación del archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los Cayos, y todas las islas que lo conforman.

“Consideramos que es importante mantener un diálogo abierto para avanzar en una delimitación, hacia la que Colombia siempre ha estado abierta, que no será exclusivamente suyo, sino que también compromete a otros estados que ejercen soberanía en el Caribe”, concluye.

POLÍTICA





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.