Gustavo Petro: mensajes en su discurso de posesión como Presidente – Gobierno – Política


El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, dijo este domingo, en una ceremonia cargada de símbolos y rodeado de jefes de Estado, personalidades y miles de personas que coparon la plaza de Bolívar de Bogotá, que “este es el gobierno de la vida, de la paz, y así será recordado”.

US Remote Software Jobs

Le puede interesar: Gustavo Petro: ‘Basta a la división; quiero una Colombia fuerte, justa y unida’

Vestido de traje y corbata azul oscuro y camisa blanca, en su discurso inaugural que duró 56 minutos, Petro presentó la hoja de ruta de lo que será su gobierno.

Puso el énfasis en la urgente necesidad de buscar la paz, una meta que él considera posible, de la necesidad de cambiar la política de lucha contra las drogas y, además, hizo un llamado a la unidad nacional: “Uniremos, entre todos y todas, a nuestra querida Colombia. Tenemos que decirle basta a la división que nos enfrenta como pueblo. Yo no quiero dos países, como no quiero dos sociedades. Quiero una Colombia fuerte, justa y unida”, dijo.

Así terminó Gustavo Petro su discurso de posesiónEl nuevo presidente habló de los retos que vienen para el país durante su mandato.

Así terminó Gustavo Petro su discurso de posesión

(Lea también: Posesión presidencial: los mensajes políticos de los trajes y vestidos)

La ceremonia comenzó con hechos singulares. Por ejemplo, la banda presidencial le fue impuesta por la senadora María José Pizarro, hija del asesinado líder del M-19 Carlos Pizarro. Petro hizo parte en su juventud de ese grupo guerrillero.
Fue un momento emotivo pues en la plaza se escuchaban los gritos de ¡Pizarro!, ¡Pizarro!

Gustavo Petro recibe banda presidencial

El nuevo primer mandatario de Colombia recibió la banda presidencial de la senadora María José Pizarro, hija del asesinado Carlos Pizarro.

Foto:

Mauricio Moreno. EL TIEMPO.

Cuando iba a seguir la ceremonia, Petro la suspendió y dio su primera orden: traer la espada de Bolívar.

En su intervención, Petro, que ya ha anticipado que quiere avanzar en lo que ha denominado la paz total, aprovechó este escenario para hacerles un llamado a los grupos irregulares.

(Además: EE. UU.: ‘Queremos discutir con el Gobierno Petro cómo podemos avanzar juntos’)

“Convocamos también a todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado. A aceptar beneficios jurídicos a cambio de la paz”. Señaló que esto a cambio de la no repetición definitiva de la violencia, a trabajar como dueños de una economía próspera pero legal que acabe con el atraso de las regiones.

Esto significa avanzar en lo que ha planteado el nuevo gobierno en el sentido de que es necesario que se dé un acogimiento a la justicia de grupos armados irregulares. Con el Eln sí están hablando de diálogos.

“Para que la paz sea posible en Colombia, necesitamos dialogar, dialogar mucho, entendernos, buscar los caminos comunes, producir cambios”.

(Lea también: ‘La espada de Bolívar es del pueblo y por eso la queríamos’: presidente Petro)

“Es la hora del cambio” y que “hoy empieza la Colombia de lo posible” y que “hicimos posible lo imposible. Hoy empieza nuestra segunda oportunidad”, de la que señaló que “nos la hemos ganado”.

‘Hoy empieza nuestra segunda oportunidad’: Gustavo PetroExtracto del discurso del nuevo mandatario de los colombianos.

‘Hoy empieza nuestra segunda oportunidad’: Gustavo Petro

Agregó que es necesario acabar con seis décadas de violencia y conflicto armado. “Cumpliremos el Acuerdo de Paz, seguiremos a rajatabla las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad”, dijo.

Para el mandatario, “la paz es posible si desatamos en todas las regiones de Colombia el diálogo social, para encontrarnos en medio de las diferencias, para expresarnos y ser escuchados”.

Destacó que a los diálogos regionales vinculantes se va a convocar a todas las personas desarmadas para encontrar los caminos del territorio que permitan la convivencia.

Gustavo Petro y Francia Márquez

El presidente de Colombia, Gustavo Petro (i), abraza a la vicepresidenta Francia Márquez (d) tras tomarle juramento durante la ceremonia de Investidura hoy, en la Plaza Bolívar de Bogotá (Colombia).

Consideró que la paz es posible si se cambia, por ejemplo, la política contra las drogas, vista como una guerra, por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas.

“Llegó el momento de cambiar la política antidrogas en el mundo”, dijo.

“Es hora de una nueva Convención Internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado rotundamente, que ha dejado un millón de latinoamericanos asesinados, la mayoría colombianos, durante estos 40 años, y que deja 70.000 norteamericanos muertos por sobredosis cada año”, afirmó en medio de aplausos.
También mencionó la desigualdad y el tema tributario. Dijo que aquí el 10 por ciento de la población colombiana tiene el 70 por ciento de la riqueza. “Es un despropósito y una amoralidad”.

(Además: Sofía Petro: los mensajes en el vestido de posesión de la hija del Presidente)

Para el Presidente, la igualdad es posible si somos capaces de crear riqueza para todos y si somos capaces de distribuirla más justamente. “Por eso proponemos una economía basada en la producción, el trabajo y el conocimiento. Y es por ello por lo que proponemos una reforma tributaria que genere justicia”.

Explicó que la idea es llevar una parte de la riqueza de las personas que más tienen y más ganan, para abrirles las puertas de la educación a toda la niñez y la juventud. Para él, esto no debe ser mirado como un castigo o un sacrificio. “No es un asunto solo de caridad, es un asunto de solidaridad humana”.

Explicó que es simplemente el pago solidario que alguien afortunado hace a una sociedad que le permite y le garantiza la fortuna.

“Si somos capaces de llevar una parte de la riqueza que se crea a los niños y niñas desnutridas a través de algo tan simple como pagar los impuestos de ley, seremos más justos y estaremos más en paz”.

“Por eso hemos planteado una reforma tributaria, una reforma de la salud y de las pensiones, una reforma del contrato laboral, una reforma de la educación. Por eso hemos priorizado en el presupuesto la infraestructura de la educación, de la salud, del agua potable, de los distritos de riego y de los caminos vecinales”, señaló.

En ese camino consideró que debe haber una sociedad del conocimiento, en la que todos sus integrantes tengan el máximo de escolaridad y cultura.

Por eso, argumentó que llegó el momento de devolverle la deuda a nuestra educación pública para que alcance a todos y sea de calidad.

(Le puede interesar: Petro a corruptos: ‘Ni familia, ni amigos, nadie queda excluido de la Ley’)

Petro también expresó que Colombia es un país que debe y puede gozar de soberanía alimentaria para lograr el hambre cero.

En ese sentido anunció que el Estado tendrá que brindar riegos, créditos, técnicas, semillas mejoradas, protección al campesinado y que la empresa privada puede brindar el trabajo para lograr que nuestros campos vuelvan a producir los alimentos necesarios.

“El comercio internacional en sí mismo no es ni positivo ni negativo, pero si no se maneja con inteligencia y se planifica, puede destruir economías y vidas. El mundo hoy aprende la importancia de la soberanía alimentaria. La soberanía alimentaria es la garantía que toda sociedad debe tener para consumir sus nutrientes indispensables”, destacó.

Espada de Bolívar

Espada de Bolívar en la posesión de Gustavo Petro.

Foto:

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

Nuevas tareas

“Volveremos a construir distritos de riego con el Ejército y casas campesinas y caminos vecinales con los soldados de la patria”, dijo, y destacó que los helicópteros, los aviones, las fragatas, no solo deben servir para bombardear o disparar, sino para crear la primera infraestructura de la salud preventiva.

En opinión de Petro, la riqueza está en el trabajo y el trabajo es cada vez más de la inteligencia.

Y partir de esto anticipó que todos los bienes en extinción de dominio que están en manos de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) pasarán a ser la base de una nueva economía productiva, “administrada por las organizaciones campesinas, por las cooperativas urbanas de jóvenes productivos y por las asociaciones populares femeninas”.

También señaló que la igualdad de género es posible y que ya es hora de combatir todas esas desigualdades y equilibrar la balanza.

Gustavo Petro presidente en Cali

Con masiva asistencia, en completa calma y en medio de la felicidad y el color, el Parque de las Banderas se convirtió en el principal punto para ver la posesión de Gustavo Petro en Cali.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Cambio Climático

Manifestó que el cambio climático es una realidad y que como tal es necesario encontrar un modelo que sea sostenible económica, social y ambientalmente.

“Nosotros estamos dispuestos a transitar a una economía sin carbón y sin petróleo”, pero poco ayudamos a la humanidad con ello, en la medida que no somos nosotros los que emitimos los gases de efecto invernadero.

“¿Dónde está el fondo mundial para salvar la selva amazónica? Los discursos no la salvarán. Podemos convertir a toda la población que hoy habita la Amazonia colombiana en una población cuidadora de la selva, pero necesitamos los fondos del mundo para hacerlo”. Propuso “a la humanidad cambiar deuda externa por gastos internos para salvar y recuperar nuestras selvas, bosques y humedales. Disminuyan la deuda externa y gastaremos el excedente en salvar la vida humana”. Para él, si el FMI ayuda a cambiar deuda por acción concreta contra la crisis climática, tendremos una nueva economía próspera y una nueva vida para la humanidad.

“Hoy empieza la Colombia de lo posible. Hoy empieza nuestra segunda oportunidad”, dijo para agregar que el suyo será un gobierno descentralizado.

Después agradeció la presencia de los invitados internacionales y pasó a señalar que “ya es hora de dejar atrás los bloques, los grupos y las diferencias ideológicas para trabajar juntos”.

Petro los invitó a entender de una vez y para siempre que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Y que juntos pueden ser más fuertes.

Le puede interesar: Roy Barreras, en discurso de posesión de Petro, envía mensaje al Eln y narcos

Gustavo Petro

Gustavo Petro, presidente de Colombia.

Foto:

Cortesía Presidencia

“Hagamos realidad esa unidad (…). Es el camino para hacernos fuertes en este mundo complejo”, les dijo a los mandatarios asistentes. En ese sentido afirmó que es necesario que “se acabe la división de América Latina. Pero la unidad latinoamericana no puede ser una retórica, un mero discurso”.

Y como ejemplo señaló que acabamos de vivir quizás lo peor de la pandemia del covid-19, y América Latina no fue capaz de juntarse, de coordinarse, para comprar las vacunas más baratas. Aseguró que Latinoamérica se junta en algunas instituciones, pero no en proyectos concretos. “¿No es acaso hora de impulsar las empresas petroleras públicas y nuestras empresas de transmisión eléctrica a construir el instrumento empresarial y financiero latinoamericano que aboque las inversiones en la generación de las energías limpias y en la transmisión de esa energía a escala continental?”, se preguntó.

Tras esto fue tajante al explicar que “Colombia hará su énfasis internacional en alcanzar los acuerdos más ambiciosos posibles para frenar el cambio climático y defender la paz mundial”.

Petro igualmente anunció que su gobierno buscará mayores alianzas con África y que San Andrés sea un centro de salud, cultural y educativo del Caribe antillano; y que desde allí saldrán todos los embajadores y embajadoras de Colombia para las Antillas.
“Buscaremos una alianza con el mundo árabe en el camino de transitar hacia las nuevas economías descarbonizadas”, anticipó.

Se comprometió a unir a Colombia. “Uniremos, entre todos y todas, a Colombia. Tenemos que decirle basta a la división que nos enfrenta como pueblo”, manifestó.
En ese sentido, Petro aseguró que los retos y desafíos que tenemos como nación exigen una etapa de unidad y consensos básicos. Y destacó que esa “es nuestra responsabilidad”.

Fue una ceremonia cargada de símbolos, inédita, emotiva y que, a pesar de la pausa que hubo mientras se traía la espada, brilló por su organización y respeto institucional.

Además: ‘El país tiene que salir de su conflicto eterno’: Iván Cepeda

Gustavo Petro y Francia Márquez

El presidente y la vicepresidenta de Colombia, Gustavo Petro y Francia Márquez, compartieron un abrazo luego de tomar juramento.

Foto:

Sergio Acero Yate. EL TIEMPO.

REDACCIÓN POLÍTICA



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.