Reforma tributaria: qué dicen los sectores políticos – Congreso – Política


Las propuestas que el Gobierno incorporó en el proyecto de ley de reforma tributaria tendrán un filtro clave en los próximos meses: el Congreso, donde los partidos y movimientos políticos serán los que decidan, finalmente, qué se aprueba, qué se modifica y qué se elimina.

US Remote Software Jobs

Luego de su radicación, el pasado lunes en la Cámara de Representantes, el proyecto de ley debe pasar por comisiones económicas y plenarias, en las cuales los congresistas pueden presentar propuestas para modificar lo planteado originalmente.

(En otras noticias: Gobierno y Registraduría radican, nuevamente, modernización del Código Electoral)

Aquí es donde el papel de los ministros de Hacienda, José Antonio Ocampo, y del Interior, Alfonso Prada, especialmente, será clave para sacar adelante la iniciativa lo más cercana posible a la propuesta original del Gobierno Nacional.

Dentro de las primeras reacciones estuvo la del Centro Democrático, uno de los partidos que ya declaró su oposición al gobierno de Gustavo Petro. En medio de la respuesta que dio la bancada de esta colectividad al discurso de posesión del nuevo presidente, una de sus senadoras, Paloma Valencia, pidió ser “precavidos” con esta norma.

Paloma Valencia

La senadora por el Centro Democrático Paloma Valencia, en la respuesta al discurso de la posesión de Gustavo Petro.

Foto:

Prensa Centro Democrático

“Estos subsidios deben apuntar a ser temporales mientras logramos la inclusión en la economía de todos los ciudadanos, y guardar estricto apego a las realidades fiscales de nuestro país. Excesivos impuestos alejan las empresas. Pierde nuestro país dos veces: dejan de tributar lo que hoy tributan y dejan de generar empleo”, afirmó la congresista.

En ese partido también se escucharon voces como la del representante a la Cámara Andrés Forero, quien afirmó que Gustavo Petro “en campaña” había manifestado que una reforma tributaria “solo iba a tocar el bolsillo de las cuatro mil personas más ricas del país”.

“Sin embargo, ahora que conocemos el texto, vemos que se está poniendo un impuesto del 10 por ciento a los salchichones, las salchichas, las mortadelas, a los jamones, a las tortas afectando el bolsillo de las clases populares”, aseguró el congresista uribista.

Carlos Ardila

Carlos Ardila, representante por el Partido Liberal.

También desde la Cámara, el representante liberal Carlos Ardila, del Putumayo, manifestó su “preocupación” frente a algunos puntos de la reforma tributaria, en especial las consecuencias de eliminar el régimen especial de fronteras para los combustibles.

Según Ardila, “se encarecería el transporte, los alimentos y materias primas, se dispararía el contrabando y, lo peor, se perderían subsidios y beneficios tributarios para los departamentos fronterizos”.

Desde el Partido Conservador, el senador Efraín Cepeda, experto en temas económicos, afirmó estar revisando y estudiando el texto y, como primera propuesta, planteó “que el recurso de la sobretasa de impuesto de renta permanente del 3 por ciento al sistema financiero se destine a un fondo de micricréditos que sostenga el empleo”.

El excongresista experto en asuntos económicos y exprecandidato presidencial David Barguil destacó “la decisión del nuevo Gobierno de mantener en la reforma tributaria la sobretasa en renta a los bancos” y dijo que espera que “el recaudo tenga destinación específica a la educación”.

No obstante, también expresó que el “impuesto a los combustibles” en el proyecto de ley “es el golpe más duro”. En este tema agregó que es un impuesto que “no solo afecta a dueños de carros”, sino que “afecta costo de trasporte público, de fletes, de alimentos”, impulsa al alza del costo de la vida “en momentos de alta inflación”, la cual, según dijo, “golpea mucho más a los más pobres”.

El domingo pasado, en su columna de EL TIEMPO, el exvicepresidente y jefe natural de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, afirmó que le preocupaba que con “la introducción de los nuevos tributos y el incremento de algunas tasas sigamos profundizando nuestra pérdida de competitividad, continúe la salida de capitales y no se consiga atraer nuevas inversiones, ni locales ni foráneas”.

Vargas Lleras afirmó que tuvo oportunidad de presentarle al ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, su “preocupación por el regreso de impuestos antitécnicos como el de patrimonio. A ello se suma el incremento del gravamen a los dividendos y a las ganancias ocasionales en un 100 por ciento y el desmonte del descuento en el ICA y la creación de nuevos tributos como el propuesto para el sector minero-energético, entre otros”.

“Me parece muy inconveniente que se pueda ideologizar el debate y el contenido de la reforma. Siento que en la reunión me escucharon con cordialidad, pero no me hago ilusiones de que se compartan nuestras propuestas para aumentar el recaudo sin afectar más al sector productivo”, afirmó el exvicepresidente en su columna.

El primer paso será que sean nombrados los ponentes del proyecto de ley de reforma tributaria, los cuales deberán elaborar, en conjunto con el Gobierno, la ponencia que se presentará para el primer debate, el cual daría luces sobre las posiciones de los partidos políticos hacia esta iniciativa.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.