El Real Book es un cancionero americano que incluye unos 400 clásicos del jazz en partitura.

Cada canción trae un acompañamiento armónico sencillo y una melodía escrita de forma que cualquier músico con habilidades de lectura la pueda tocar.

Este libro se ha convertido con el tiempo en la herramienta principal para los aprendices y los profesionales del jazz en todo el mundo. Su éxito ha sido de tal magnitud que se han publicado seis ediciones y más de diez libros similares con una impresionante variedad de estilos: funk, bossa nova, fusión, baladas y otros géneros afines.

(Tal vez quiera leer: La larga y sonora vida que tiene ‘Sinfonía inconclusa en la mar’)

Pues bien, la Editorial Javeriana invita al lanzamiento de una versión colombiana de este libro de partituras que se estará presentando en la feria del libro el sábado 30 de abril a las 8 p. m. Incluye 50 canciones de compositores de jazz de nuestro país escritas y publicadas entre 1985 y 2007. Tuve el privilegio de participar con dos obras que me permiten hablar del esfuerzo que hicieron sus editores para lograr esta proeza.

El equipo, liderado por el baterista Jorge Sepúlveda y el guitarrista Enrique Mendoza, con el apoyo de Kike Harker y Ricardo Narváez, se dedicó durante años a seleccionar el repertorio, conseguir la discografía, tramitar los permisos de los autores, y lo más dispendioso, editar las partituras y transcribir nota por nota los 50 temas que contiene esta enciclopédica publicación.

(Le puede interesar: Películas en blanco y negro, la nueva ola en Hollywood)

Enfrentaron todo tipo de tropiezos y rechazos que los llevaron a descartar obras que no se pudieron incluir por negligencia del propio compositor o por temas de derechos de autor.

Viendo la reacción inicial del público en redes, es evidente que el libro será un éxito a todo nivel.

El repertorio incluido cumplirá una función educativa muy necesitada en colegios, academias y universidades.

Más allá de su utilidad para ensambles, profesores de teoría y composición, bandas departamentales, municipales y aficionados del jazz, esta compilación se convertirá en un libro de consulta que llena un enorme vacío en la cultura colombiana.

Saca del olvido a una generación que apostó por la creatividad con los ritmos nativos y puso las bases para que la escena musical colombiana llegara al nivel que hoy tiene.

Les deseo un feliz Día Internacional del Jazz con este aporte al crecimiento artístico del país.



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.