Las soluciones tecnológicas colombianas tienen como principales destinos de Estados Unidos, con 33 por ciento; seguido de Ecuador, con 14,1 por ciento, y México, con el 8,3 por ciento, en líneas como desarrollo de sistemas informáticos (39,1 por ciento), consultoría TI (29,6 por ciento), procesamiento y hosting de datos (5,2 por ciento), edición de software (2,7 por ciento) y diseño y desarrollo web (2,3 por ciento).

(Lea también: Útil listado para saber si su celular permite expandir la memoria RAM)

Según con la Federación Colombiana de la Industria del Software y Tecnologías Informáticas (Fedesoft), en la actualidad, de las 10.660 empresas que componen la industria de software y que reportan ventas del orden de los 29 billones de pesos, el 61,7 por ciento se ubican en Bogotá, otro 17,1 por ciento está en Antioquia; 8,1 por ciento, en el Valle del Cauca; 3,1 por ciento, en el Caribe; 2,9 por ciento, en los Santanderes, y 3,7 por ciento se encuentra en el Eje Cafetero.

(Le puede interesar: Tras compra, Elon Musk es demandado por accionistas de Twitter)

Las empresas, han reportado un crecimiento del 3,8 por ciento en 2020, y la misión es aportar al proceso de internacionalización en mercados como México y Estados Unidos.

A liderar en servicios

Santiago Pinzón, vicepresidente de Transformación Digital de la Andi y director de la Cámara de la Industria Digital y de Servicios de esta organización, señaló que la misión que tiene Colombia para fomentar la exportación de tecnología es la de asegurar la inversión en centros de servicios compartidos que impulsan la transformación digital.

“Todo esfuerzo digital es importante para las organizaciones y sus colaboradores. Tenemos que acelerar a Colombia en la quinta generación (5G). Actualmente, en 4G estamos en 56 por ciento, y la meta era 70 por ciento en marzo de este año”, añadió.

El foco, entonces, para lograr esa aceleración está en los centros de servicios compartidos (CSC), empresas que centralizan actividades utilizando la tecnología y ofrecen la ventaja de que las empresas tengan que duplicar sus estructuras para ejercer las mismas actividades, lo que, además de elevar la eficiencia, permite garantizar la calidad de los servicios.

Según la Andi y la firma EY, Colombia es el tercer destino de inversión en CSC más atractivo de Latinoamérica y ya existen al menos 90 organizaciones que tienen formalmente establecidos modelos de servicios compartidos, con operaciones diversas, pues el 50 por ciento de las firmas aseguran que manejan entre 4 y 5 unidades de negocio, y el 18 por ciento trabaja con más de diez unidades de negocio y el 27 por ciento lo hace con tres unidades de negocio.

Tenemos que acelerar a Colombia en la quinta generación (5G). Actualmente, en 4G estamos en 56 por ciento, y la meta era 70 por ciento en marzo de este año

En cuanto a la ubicación geográfica de los CSC, la mayoría está en Bogotá (45 por ciento), seguida de Medellín (32 por ciento), Cali (14 por ciento) y Barranquilla (5 por ciento). Desde Colombia, el 70 por ciento de los CSC tienen alcance en la región latinoamericana; el 17 por ciento, en Norteamérica y Canadá; el 7 por ciento, en Europa, y el 3 por ciento, incluso, en Oceanía.

“Desde los CSC, hace dos años, el 95 por ciento de las organizaciones ya estaban trabajando de manera virtual y entregando prácticamente el mismo nivel de servicio que antes de la pandemia. Solo el 1 por ciento reportó haber tenido una caída de la productividad”, agregó el directivo.

(Lea además: Venta de datos en línea, la preocupación de los consumidores)

Traducción simultánea

Akorbi, por ejemplo, es una compañía especializada en lenguaje y tecnología que cerró el 2021 con 55 millones de dólares en ventas internacionales. Sus intérpretes brindan asistencia, desde Pereira, a médicos en Estados Unidos para atender a pacientes latinos que no hablan inglés.

El camino se inició hace 19 años con Claudia Mirza, su fundadora quien decidió involucrar trabajadores de Colombia con el fin de contar con mano de obra calificada para el equipo de traducciones y después para el de contabilidad e interpretaciones. Inicialmente, la empresa se radicó en Cartago durante 5 años y luego se trasladó a Pereira, donde comenzó operaciones de BPO (business process outsourcing).

Los clientes directos de Akorbi se encuentran en Estados Unidos y son hospitales, gobierno (municipal y federal), compañías de seguro médico y con énfasis internacional y sitios de e-commerce. Por otra parte, unos de los clientes principales de la empresa son las personas cuyo primer idioma no es inglés, ya que los intérpretes de Akorbi les brindan asistencia las 24 horas para que puedan interactuar con médicos de Estados Unidos.

Se puede elegir cómo quieren el servicio, si a través de video o teléfono. Además, los intérpretes van transmitiendo lo que el paciente le dice al doctor y lo que el médico está diciendo al paciente.

(Le recomendamos: Nace Infinity Gaming Media, un ‘holding’ con operación en Latam)

“Las exportaciones de servicios basados en el conocimiento han contribuido a que las ventas no mineras del país pasen de la reactivación al crecimiento. Colombia se ha consolidado como un proveedor de confianza en diferentes mercados internacionales. Seguiremos apoyando a los empresarios para que sigan ganando participación de mercado”, aseguró Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

La línea de negocio de la compañía tiene cobertura para 177 idiomas, además de la realización de sitios de internet, aplicaciones, documentos de mercadeo, videos, e-commerce, y para los trabajos de interpretación cuentan con intérpretes profesionales multilingües.

Las exportaciones de servicios basados en el conocimiento han contribuido a que las ventas no mineras del país pasen de la reactivación al crecimiento

Además, Akorbi adquirió la empresa francesa de tecnología RunMyProcess, que se encarga de la integración y automatización de sistemas digitales de empresas y tiene presencia en Australia, Asia, Europa y América.

E la actualidad, la firma se centra en la telemedicina, tecnología y low code, el cual permite el desarrollo de aplicaciones, y hacia el futuro buscará tener mayor presencia en Colombia y Latinoamérica y fomentar el turismo médico.

Al cierre de 2021, Akorbi tuvo ventas al exterior por 55 millones de dólares y cuenta con 600 empleados de tiempo completo, y entre las proyecciones para el 2022 espera contar con una nómina de unas 200 personas en Colombia.

LAURA LESMES DÍAZ
Redacción Tecnología



Source link

By Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.